José Milcíades Giménez, titular de la CGT misionera señaló que uno de los problemas principales, además de la falta de trabajo, es el hambre en las familias.


Por “tierra, agua y aire” la CGT misionera acatará la huelga general dispuesta para el miércoles por la organización nacional, dijo José Milcíades Giménez, secretario General de la CGT en Misiones.

Agregó a Radio Libertad que esperan una medida contundente porque “todos estamos sufriendo la misma necesidad, el mismo descontento”. Milcíades consideró que también pararán también los gremios no federados, como los bancarios que no están dentro del consejo directivo nacional.

El dirigente dijo que la situación afecta a todos porque quienes tienen trabajo “sufren el salario licuado, más aún los suspendidos y despedidos”.

“Hoy hay gente que no se alimenta, y le puedo pedir a alguien que tenga paciencia y espere, pero mientras pueda alimentarle. El día que no pueda ponerle nada en la panza, ¿quién contiene esta gente?”.

En cuanto a la decisión del presidente Mauricio Macri de profundizar el ajuste, señaló que “cuesta entender que quien gobierna no pueda percatarse que hay familias argentinas que no tienen cómo alimentarse. El gobierno tiene que dar trabajo y si no me tiene que contener”.

Para Milcíades Giménez “el unico beneficiario de esta política económica es el que tiene, ya que el alto costo de los intereses bancarios no es para los trabajadores, es para el que tiene capacidad de ahorro y para el capital”.

Giménez consideró que ninguna organización gremial se niegue a adherir al paro. “Por la difícil situación económica del movimiento obrero, de los que tienen su salario licuado, más aún aquellos supendidos o despedidos”, señaló.

No va a haber movilización y creen que las organizaciones no federadas al gremio también van a parar, ya que la difícil situación económica afecta a todos los trabajadores, agregó el dirigente.




Comentarios