Los empleados de Posadas no cerrarán la aduana, pero sí harán actividades de concientización.


Conforme se decidió en la pasada asamblea, hoy los empleados de la Dirección Nacional de Migraciones, Sede Central, Migraciones vuelve a estar en conflicto con sus autoridades. Cuestionan que “en un claro intento de dividir a los empleados otorgó recomposiciones a los inspectores olvidándose y dejando de lado a los administrativos”.

Cada vez son más los sectores y oficinas que deciden participar de las manifestaciones, entendiendo que es insostenible la situación salarial y que ningún empleado debe estar por debajo de la línea de pobreza ya que un empleado promedio de la DNM hoy cobra al rededor de 22.000 pesos cuando la línea de pobreza hoy está por encima de los 28.000 pesos”, indicaron en un comunicado.

Por todo esto, empleados decidieron realizar un paro de 48hs los días jueves y viernes. Durante las jornadas se realizaran mesas de información para el público, mesas asamblearias para discutir los pasos a seguir, recorridos por las delegaciones del interior a fin de llevar el reclamo a cada rincón y una olla popular el día 16.

En la delegación posadas los empleados de la DNM entienden que una medida de fuerza perjudica directamente a las personas más vulnerables, los migrantes, por ello acatando las medidas de fuerza sumaron su apoyo a las medidas nacionales a través de una concientizacion de los migrantes y compartiendo empleados y migrantes un reviro con mate cocido.






Comentarios