Son tres, entraron a picadas de la selva en dos motos y armados. Cazaron un pecarí de collar, un cerdo silvestre. 


Guardaparques del GOS (Grupo de Operaciones en Selva) dependientes del Ministerio de Ecología detuvieron a tres cazadores furtivos en la noche del viernes. Los hallaron cuando, pese a la intensa lluvia que caía sobre la zona, realizaban rondas de prevención contra infracciones ambientales en la Reserva de Biosfera Yabotí.

Una piara de pecaríes de collar en el Proyecto Iberá. (WEB)

Los tres individuos estaban armados y los encontraron in fraganti en actividades de caza furtiva en la zona conocida como Picada Mandarina, dentro de la Reserva de Biosfera Yabotí.

Se desplazaban por improvisadas picadas en dos motos. En su poder tres armas de fuego tipo escopeta, varios cartuchos, linternas y un ejemplar de pecarí de collar producto de su faena delictiva, informó diariodia.

Fueron detenidos y secuestradas preventivamente dos motocicletas de alta cilindrada, una escopeta calibre 28 mm, una escopeta calibre 20 mm de fabricación casera, una escopeta calibre 32 mm también artesanal, y trece cartuchos para sus calibres, así como las linternas y la carne de pecarí.

Los cazadores furtivos fueron identificados y se domicilian en el “Kilómetro 7” de Colonia Paraíso. El trío fue puesto a disposición de la justicia, alojado en la Comisaria El Soberbio.






Comentarios