Detectaron un robo en un supermercado y lucharon cuerpo a cuerpo con los delincuentes.


Dos policías de nuestra ciudad, en su día de descanso, detectaron un robo en un supermercado en el barrio Acevedo y generaron una larga persecución, donde no faltaron los tiros y la lucha cuerpo a cuerpo con los delincuentes.

El episodio ocurrió a metros de un supermercado ubicado en Bv Velez Sarsfield, donde dos sujetos armados habían ingresado dentro del local comercial con fines de robo. En ese momento por la misma vereda del comercio venían caminando dos efectivos en su día de franco de servicio (ambos de civil), quiénes se dirigían hacia la zona céntrica de la ciudad, en plena recreación. En ese momento detrás de ellos se estaciona una motocicleta de la cual desciende uno de los sujetos e ingresa al supermercado con meras intenciones de robar.

Una vez dentro del supermercado, el delincuente a punta de pistola intimida a la cajera a entregarle el dinero de la recaudación. Los efectivos policiales se percatan de la situación y al regresar hacia el comercio se encuentran con que uno de los motochorros sale corriendo con el arma en la mano, con intenciones de darse a la fuga en una motocicleta junto a su cómplice. Es ahí cuando el efectivo policial desenfunda su arma reglamentaria y con la voz de alto le solicita que se detenga. Sin embargo el individuo comienza a correr y el efectivo ejecuta unos disparos al aire intimidatorios, con la idea de que desista de la intención de escaparse. Pero el delincuente haciendo caso omiso a lo solicitado por el efectivo policial, continúa la huida por el bulevar, doblando por calle Salta. El policía corrió tras de él y de repente se encuentra con que el ladrón se había detenido en la esquina perfilándose para efectuarle dos disparos, los cuales fueron en vano, dado que el policía pudo resguardarse detrás de un árbol.

El malviviente logró escaparse perdiéndose en las inmediaciones, sin que pueda ser advertido por el efectivo policial que lo seguía a pie.

Por otra parte, vale destacar que la mujer policía (también en franco de servicio), a pocas cuadras logra interceptar al otro sujeto cómplice del ladrón, quien estaba a bordo de la motocicleta. La agente se le aproximó por detrás y se trenzaron en un lucha con el sujeto, logrando detenerlo, aunque el hampón superando en fuerza a la mujer policía logra zafarse y abordar la moto para darse a la fuga del lugar.

Del procedimiento nadie resultó herido, pero los efectos policiales mediante su convicción de servicio a pesar de estar Franco haciendo prevalecer su estado policial, expusieron sus vidas para detener a los malhechores que lograron consumar el episodio y llevarse 5000 pesos de un supermercado chino.




Comentarios