Necesitan hacer una rampa de 38 metros para poder mover a Ángela y llevarla al colegio o médico.


Los padres de una adolescente de Paraná que sufre microcefalia y parálisis cerebral quiere darle una mejor calidad de vida: construirle espacios de la casa adaptados. Para poder afrontar los gastos están rifando su auto. 

Las obras para que el sueño de un habitación y baño con adaptaciones más una rampa para mejorar la accesibilidad ya están en marcha pero los gastos son muchos por lo que la familia Acedo pide de la colaboración de los paranaenses.

Ángela sufre microcefalia y parálisis cerebral.

Ángela tiene 16 años mira desde la ventana como las máquinas comienzan a trabajar en el lugar y no se detienen a pesar de las malas condiciones climáticas. “Ya comenzaron la obra, junto a Corazones Solidarios de Puerto Viejo, hicimos un bingo, y pudimos comprar la malla sima, el hierro para la rampa”, detalló su padre Néstor a Elonce.

Al mismo tiempo, explicó porque necesitan estas refacciones: “Tenemos 4,20 metros de desnivel, desde el cordón de la calle hasta el piso de la cocina, y necesitamos una rampa de 38 metros de largo. Es lo mínimo que podemos hacer para que no quede tan empinada. Necesitamos bajarla todos los días para que pueda ir a la escuela, llevarla al hospital“. 

Néstor aseguró que están trabajando “a full” a pesar de las lluvias y señaló que personal de la Unidad municipal Nº 2 fue quien empezó a sacar tierra para poder hacer la rampa.

Para poder cumplir este sueño los Acedo sortearán el auto familiar: un Toyota Corolla XEI año 2008. El precio de la rifa es de $1500 y se puede pagar hasta en tres cuotas. “Ya está a la venta la rifa. Se activó la cuenta bancaria del Banco Santander. Para adquirir el bono pueden comunicarse al 156116828 o a través de Facebook comunicarse con Corazones Solidarios“, detalló.

Este vehículo es el que usan para trasladar a Ángela pero el padre sostuvo que “primero está la salud, lo material va y viene” y resaltó: “El auto es muy importante para nosotros, pero hoy la necesidad de poder tener esta rampa para poder mover a Ángela”.

En cuanta la enfermedad que sufre la adolescente detalló: “Ella tenía dos años y no se movía. Gracias a la estimulación con los médicos que nos ayudaron un montón, hoy tiene su movilidad, y si la tomás de la mano, camina, aunque con dificultad”. 

Rifan su auto para mejorarle la calidad de vida a su hija.

Además de la rifa y las diferentes movidas solidarias, los vecinos se acercan a ayudarlos por lo que Néstor manifestó su agradecimiento y recordó que realiza tareas de pintura, restauraciones, obras de agua, cloaca, electricidad. De esta forma, quienes lo contraten están ayudando a cumplir el sueño de mejorar la calidad de vida de Ángeles.





Comentarios