Sergio Varisco está ligado a la causa por financiamiento de la banda delictiva. 


El Tribunal Oral Federal (TOF) de Paraná resolvió unificar dos causas por narcotráfico en las que se encuentra procesado el intendente de Paraná y precandidato a renovar su gestión, Sergio Varisco, por financiamiento, y detenidos un Concejal y funcionarios del municipio.

Según fuentes judiciales, los expedientes investigan infracciones a la ley de drogas por parte de una misma organización delictiva, por lo que se realizará un solo juicio oral que estará a cargo del Tribunal integrado por Lilia Carneo, Noemí Berros y Roberto López Arango.

La resolución 40/19 del TOF se tomó para “evitar el retardo procesal y facilitar el ejercicio de la defensa”, indicaron los voceros.

El TOF recordó que se imputa que “habría existido un acuerdo en septiembre de 2017 entre Varisco y Daniel Celis“, un presunto narco, donde el Intendente “se comprometió a entregar 50.000 pesos mensuales para financiar el comercio de estupefacientes”.

Aún sin fecha establecida, el juicio tendrá cerca de 34 imputados, y más de 100 testigos.

En febrero, el juez federal de Paraná, Leandro Ríos, procesó a Varisco, al concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y a la subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, por “financiamiento, comercialización y adquisición de estupefacientes“.

Varisco figura como “financiador y adquiriente” de la droga, Hernández como “adquiriente colaborador” y Bordeira como “adquiriente colaboradora”.

En el expediente también están imputados “Tavi” Celis, su ex pareja, Luciana Lemos; Eduardo Celis; Nahuel Celis; Wilber Figueroa Lagos; Jonathan Heintz; Juan Manuel Gómez; Ernesto González; y a Alan Nicolás Viola.

“Tavi” Celis es considerado por la justicia federal como “organizador, proveedor y financiador“; Lemos y Nahuel Celis como “colaboradores y asistentes”; y Eduardo Celis como “almacenador y colaborador”.

Por su parte, Figueroa Lagos está acusado de ser “proveedor”, Gómez “adquiriente revendedor”, González “adquiriente colaborador” y Viola “colaborador”.

A comienzos de mayo de 2018, la Justicia allanó la Municipalidad de Paraná, la Legislatura y varios domicilios vinculados al Intendente, diligencias en las que se obtuvieron elementos que se sumaron a la causa y derivaron en los procesamientos.

Para el juez Ríos, una banda comandada por “Tavi” Celis, junto a Varisco, Bordeira y Hernández, “comercializaron de manera conjunta y organizada cocaína en diversas cantidades”, con funciones de “organización, financiación, provisión, distribución, aprovisionamiento, almacenamiento, abastecimiento, venta, reventa y compra” en Paraná y Concordia, y desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Al momento de su procesamiento, Varisco aseguró que “la verdad será descubierta y muchos tendrán que pedir perdón” y que él sentía “mucha tranquilidad”.

Además, la Justicia dictó un embargo de millón de pesos sobre los bienes de Varisco para mantener su excarcelación y dispuso que ya que ejerce “el cargo de presidente municipal de Paraná, se mantenga en el estado de libertad”.






Comentarios