El joven cumplía prisión domiciliaria en Paraná pero logró sacarse la tobillera y escapar. 


La Justicia busca intensamente a Facundo Siegfried, el imputado por el femicidio de Alejandra Silva el pasado 24 de septiembre en Paraná. El joven gozaba del beneficio de prisión domiciliaria y logró fugarse. 

Silva fue asesinada el día de su cumpleaños en el barrio El Morro por un disparo en la cabeza que realizó quien era su pareja, Siegfried. Al estar detenido en su domicilio, el hombre tenía colocada la tobillera electrónica, pero logró quitársela y fugarse, segpun detalla AHORA

Este beneficio no fue aceptado por la familia de la víctima ya que el femicida estaba cumpliendo arresto domiciliario por una causa por drogas cuando discutió y mató de con un disáro a Silva de 27 años. 

A mediados de enero, sonó la alarma en el Centro de Monitoreo porque el joven de 22 años salió del límite perimetral que tenía permitido, según informa Elonce. Los uniformados se acercaron a la vivienda ubicada en calle Zavalía y este estaba en una casa vecina que se encontraba en el mismo terreno. 

El detenido argumentó que se había trasladado para evitar que le usurparan la casa y pidió que le modifiquen el domicilio para poder mudarse a esta vivienda. 

“El 5 de febrero supimos a través del sistema de monitoreo de tobilleras electrónicas, que depende del Servicio Penitenciario, que Facundo Siegfried había abandonado la vivienda en la que cumplía prisión domiciliaria. De manera inmediata se le solicitó a la jueza Zilli que disponga la captura“, detalló el fiscal Pablo Zoff.

Además, el Fiscla sostuvo que “cuando lo encuentren sostendremos que hasta que realice el juicio cumpla prisión preventiva efectiva en la Unidad Penal. Que haya violado el método de la tobillera seguramente influirá en la pena que solicitaremos”.






Comentarios