Trabajaba en la zona de Tribunales hasta que un comerciante de la zona lo denunció y lo sacaron del lugar.


Un vecino de Concordia se gana la vida lavando autos en el centro de la ciudad desde que quedó sin trabajo. De esta manera logra juntar la plata para darles de comer a sus 7 hijos, pero esta semana lo echaron de la zona y le remarcaron que no podía seguir con su changa. 

No tengo laburo y es lo mejor que puedo hacer por mi familia“, había asegurado David Bordón meses atrás según detalla Elonce. Los empleados y personas que frecuentan Tribunales, los bancos, la Cooperativa Eléctrica y el municipio se convirtieron en sus clientes. 

Asegura que usa solo un balde y medio en cada lavado para no ensuciar.

Davis comentó que “cuando era chico trabajaba en un lavadero y por eso sé lavar autos”. “Como no tenía otra cosa un día agarré un balde, unas rejillas, algo de detergente y me vine para el centro“, detalló.

Pero hace unos día un agente de tránsito le pidió que se vaya de la zona y le señaló que no podía seguir con su actividad según cuenta el hombre que se “gana la vida” lavando autos hace casi dos años: “Vino un agente y me dijo que me vaya; supuestamente me denunciaron de una cochera“, contó.

“Recién paró un vecino y me pidió que le lave la camioneta pero le tuve que decir que no, que no podía porque no puedo hacerlo más“, contó y sostuvo: “Ahora me cortaron las manos porque era la única manera de ganarme mi platita dignamente“.

Preocupado por la situación señaló: “Lo mío era voluntario, la gente me pagaba lo que ellos querían por lavarles el auto, ahora no sé qué les voy a dar de comer a mis hijos“.






Comentarios