La familia del menor hacía dos días que volvía a su casa. Estaba de un amigo, la Policía investiga.


Desde el sábado 24 por la noche hasta el lunes al medio día una familia de Concordia buscaba desesperada a un menor de 11 años. Se trató de Rafael Marcelo Nuñez Oviedo que había ido a visitar a su tía, se fue y no avisó a donde iba. Estaba en la casa de un compañero del colegio.  

Su madre Carmen María Nuñez contó a Elonce que el menor “se perdió el sábado al mediodía y lo esperamos hasta la tardecita porque a veces, se va a lo de mi hermano y viene a la tardecita, pero no venía”. 

“Como no llegaba, a las once lo salimos a buscar, preguntamos por todos lados pero nadie sabía nada y hasta ahora, no tenemos noticias de él, no sabemos dónde está, no sabemos quién lo tiene”, detalló la madre preocupada.

Al mismo tiempo, contó que Rafael estuvo en la casa de su hermana en barrio 2º de Abril pero que se fue y nadie sabe a donde. “Me pidió permiso para ir a la casa de mi hermana, y cuando vine a buscarlo a la noche, ya no estaba más, ya se había ido y de ahí, no supimos más nada de él”, señaló. 

Al rededor de las 11 de la mañana del lunes llegó la noticia tan esperada: el menor apareció con vida. Así lo informó el personal de la Comisaría de Minoridad y Violencia Familiar. Rafael estaba en una casa de calle 11 de Noviembre y calle 57.

En ese domicilio vive un amigo de la escuela, según señaló la madre del chico, le había permitido dormir en la casa. El menor fue encontrado en buenas condiciones de salud, pero igualmente será examinado por el médico policial.






Comentarios