El hombre está acusado de filmar a más de 30 personas en los baños y vestuarios del Hospital San Roque de Paraná.


Separan de su puesto a un enfermero del Hospital San Roque de Paraná acusado de filmar a sus compañeras en los baños y vestuarios de la Unidad de Terapia Intensiva. Fue una decisión del Ministerio de Salud de Entre Ríos. 

En contra de Walter Monzón se abrió un sumario administrativo para que se realice una investigación interna para esclarecer la situación de manera paralela con la Justicia ya que se radicó una denuncia penal. El hombre fue suspendido en sus funciones sin goce de sueldo, según detalla UNO.

En las acusaciones contra el enfermero se detalla que ocultó un celular en una campera para grabar a sus compañeras del San Roque dentro del baño y los vestuarios. El teléfono fue encontrado por las victimas que al revisarlo vieron secuencias en las que se las veía haciendo sus necesidades o cambiándose. Y según el testimonio de una de las mujeres, encontraron un archivo en el que se ve a Monzón “tocándose sus partes íntimas”.

No sabemos el destino que les daba a las filmaciones“, manifestó el coordinador general del Ministerio de Salud, German Coronel, en diálogo con Elonce y señaló que la causa penal fue iniciada por “una de las agraviadas que se sintió lesionada en su intimidad”.

El hombre fue acusado por “violación calificada a la intimidad” por colocar de manera clandestina el celular y grabar lo que acontecía en los baños del hospital. Ante este panorama, el caso quedó en manos de la Fiscalía de Estado y allí podrían pedir la cesantía de Monzón.






Comentarios