Un movimiento aceleró el proceso de desbarrancamiento. Aún no se abre del todo. 


A raíz de la grieta que se generó en Diamante, no para de crecer la tensión en los vecinos de la zona. No obstante, un último movimiento alertó aún más a los ciudadanos, siendo que tras un temblor que se generó, la grieta se abrió aún más y se aceleró el proceso natural de desbarrancamiento. 

“Según lo que dicen los geólogos, se aceleró un poco más. Hoy se produjeron deslizamientos y caídas. Estamos realmente muy apenados, muy tristes, pero trabajando a full. Todo funciona aquí gracias a Dios, tanto Bomberos como Defensa Civil”, destacó el intendente Lénico Aranda, en diálogo con Ahora. 

Nuevas imágenes muestran el estado actual de la barranca

Familias Paraná.

Luego agregó: “hoy a la mañana se produjo un deslizamiento en el sector de abajo y también una caída de la barranca en la parte más alta. Pero como dicen los geólogos, está sucediendo lo que naturalmente lo que ocurre hace muchísimos años, que prácticamente incluye la zona costera desde La Paz hasta Victoria”.

Ante estas declaraciones, Aranda comentó cómo sería la situación de ahora en adelante si los vecinos llegan perder las casa: “la gran incertidumbre que tenemos es cuándo realmente va a terminar este deslizamiento, por la gente, por las 13 familias que están en la zona de riesgo”. En esta línea, acotó que se trata de más de 50 personas “que están contenidos en comedores escolares de la provincia, además de que ayudamos desde la Municipalidad”. 

Barranca de Diamante.




Comentarios