Trabaja en el lugar un Comité de Emergencia conformado por Defensa Civil, Policías y Bomberos. 


Desde la madrugada del sábado los vecinos de Diamante no descansan. La barranca cedió y las alarmas se encendieron por como evolucionó la situación en las últimas horas que tornó a la zona inestable. Trabajan en el lugar un Comité de Emergencia para analizar los pasos a seguir. 

El Centro San Roque y el Cristo Pescador, son parte de la zona afectada que se encuentra a unas siete cuadras del casco histórico de la ciudad entrerriana, según informa Elonce. Desde Defensa Civil señalan que el “derrumbe es inminente” y esto genera preocupación en torno a las familias que viven en el lugar ya que no quieren autoevacuarse.

Barranca de Diamante

Ante la negativa, el Comité de Emergencia notificó, con escribano de por medio, a cada vecino sobre la situación y ofreciendo un domicilio que otorga la Comuna o que se retiren a la casa de algún familiar. Sin una orden judicial, las autoridades no pueden obligar a desalojar las viviendas.

Barranca de Diamante

Ante la posible caída de la barranca, los especialistas señalaron que “no se sabe cuál será el comportamiento de lo que quede, si se socavará o se estabilizará”. Además, durante la jornada del lunes las autoridades realizaron una conferencia de prensa en la que pidieron a los entrerrianos que no se acerquen a la zona del desbarrancamiento para evitar entorpecer el trabajo de la Policía, Bomberos o Ambulancias.

Al mismo tiempo, pidieron disminuir la circulación vehícular por la zona y evitar las calles Eva Perón y Urquiza. Esta media es para evitar todo tipo de vibraciones, según informa NNM.




Comentarios