Varias familias se agredieron verbal y físicamente por "problemas de vecindad".


Los conflictos entre vecinos del barrio Parque del Lago se tornó violento y por esta razón tuvo que intervenir la Policía y el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná.

El lunes quedo en evidencia los malos tratos y acusaciones cruzadas que hay entre las familias Mendizábal y los Villalba y Goró. En esa oportunidad, las cámaras de Elonce captaron la pelea entre ambas partes, la situación se volvió violenta y tuvo que intervenir personal del 911.

Es una lástima que la gente llegue a esas circunstancias y más allá de la violencia a la que llegaron, reclamaban por un pozo, por suciedad, y una señora discapacitada que estaba sufriendo por ese problema. Esos son los temas que destapan esa violencia y sobre eso hay que mediar”, sostuvo Emilio “Pata” Ruberto, integrante del equipo del Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo. 

Como consecuencia de la violencia que se puede ver en las imágenes, el sub jefe de la departamental de Policía de Paraná, Raúl Menescardi, comentó que hay presencia policial permanente en las calles Miguel David y Gobernador Parera, “para que no se pasen de los límites normales, como ya ha ocurrido en otros barrios, y se asigna presencia policial, ya sea uniformado o de civil, además de las recorridas de los móviles y en puntos fijos”.

En relación al conflicto, Ruberto señaló que “hay que ser duro con el problema, en este caso, el pozo y la suciedad, y suave con las personas” y “colaborar entre todos” para que no se llegue a episodios de violencias. “Si soy duro con la persona, nunca lo voy a tener de socio para tratar de arreglar el problema. Más allá de que si son legales o no, son vecinos”, señaló.

Además comentó que la mediación se tomará “a los dos o tres días” desde que se produjo la pelea para que baje el nivel de violencia, pero mientras se espera, se realizan tareas de contención de manera separada.

Al mismo tiempo señaló: “La violencia está surgiendo en todos lados, no pongamos de chivo expiatorio a esta gente, porque tenemos relevado que en Paraná no hay un barrio con más violencia que otro. La violencia está en toda la sociedad, en el centro, en la escuela, y quizás el tema socioeconómico favorezca que la gente esté más en ataque hacia el otro. En no reconocer al otro, como auténtico otro, en palabras de Maturana”.

Además, el mediador de la Defensoría informó que su servicio es gratuito y que los vecinos “nos tienen que empezar a usar” para solucionar sus problemas de manera pacífica y legal. 




Comentarios