El pequeño de 11 años se encuentra estable y esperan a que evolucione para realizar una segunda intervención.


​El niño que recibió un piedrazo en la cabeza en el barrio El Pozo de Paraná se encuentra estable luego de la primera intervención quirúrgica y están a la espera de mejoras para volver a operarlo. Al acusado por el ataque le otorgaron el beneficio de prisión domiciliaria.

El niño de 11 años estaba buscando restos de metal para vender cuando un joven de 22 años le arrojó una piedra. Al ser golpeado el menor se fue corriendo a su casa para contarle a su mamá. De inmediato el pequeño fue trasladado a un centro de salud y derivado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital San Roque. 

Se encuentra mejor, se está recuperando para hacerle una segunda operación. Le abrieron la cabeza”, comentó María de los Ángeles, madre del menor, en diálogo con UNO, y detalló: “El doctor dijo que salió bien pero teníamos que esperar para hacerle la segunda operación, porque le falta arreglar la parte del cráneo que le rompió“.

Cuando el niño llegó lastimado a la casa, fue su tía paterna, Pamela, quién lo ayudó y comentó que no dejaba de repetir el nombre de la persona que lo agredió. “Él nombraba a Matías“, comentó y dejó a entrever el posible motivo de ataque: “Mi hijo me contó que él tenía 300 pesos y decía que se iba a comprar una yegua, porque le encantan los animales. Cuando se venía el otro pibe, por droga o por cualquier cosa, le robó la plata, entonces le pegó de atrás“.

Otra de las tías señaló: “No hay justicia, el nene está peleándola y él en su casa“, y Pamela agregó: “Yo les digo a los jueces que no es un perro, es una criatura, y al nene si yo no lo traía quedaba mal, se me moría ahí, le pido que hagan justicia, que (el agresor) quede adentro, que pague lo que tenga que pagar. Espero que la Justicia haga algo, que esté adentro, que aprenda ¿y si vuelve a hacer lo mismo con otra persona? ¿Qué están esperando? ¿Que llegue una criatura adentro de un cajón? No es así”.

En cuanto a los testigos, la familia del menor señaló que “todos lo apañan, le tienen miedo o no sé, y nadie quiere salir de testigo”. El caso quedó en manos de la Comisaría Sexta y Criminalística, que en las próximas horas definirán los pasos a seguir.




Comentarios