El detenido incumplía los cursos de la escuela para visitar la Villa 351 y delinquir.


Un preso de la Unidad Penal de Paraná cometía robos a mano armada aprovechando las salidas transitorias que la justicia le otorgó para poder capacitarse y estudiar. El acusado cometía asaltos a mano armado y luego regresaba a la Unidad Pre-Egreso.

Gentileza: Ahora Noticias.

Fuentes policiales consultadas por el medio local Ahora noticias informaron que se trata de un joven de Santa Elena apodado “Pori”. Según se supo, el detenido concurría lunes, martes y viernes a un Centro Comunitario donde se desempeñaba como panadero. Además por las noches iba a la escuela.

La Policía de la Unidad comenzó a recibir varias denuncias de personas que aseguraron haber sido víctimas de robos a mano armadas. Por este motivo, el acusado fue puesto de forma permanente en la cárcel. “Resultó sumamente necesario entonces solicitar se tomen medidas al respecto en relación al sujeto investigado, puesto que se ha demostrado que es una persona violenta, agresiva, capaz de atentar contra la vida de las personas”, señalaron desde la Policía.

Además, las fuerzas de seguridad agregaron que: “Se lo ha observado dirigirse hacia otros sitios que nada tienen que ver con los dispuestos por el Servicio Penitenciario, como por ejemplo el sector de la denominada Villa 351″, declararon en relación a las ausencias e incumplimientos de los cursos de la escuela. 




Comentarios