Fue en el marco de múltiples allanamientos en el marco de una causa por narcotráfico en Paraná.


La Policía de Entre Ríos detuvo al principal sospechoso por el femicidio de Jéssica Do Santos, la joven de Bajada Grande que desapareció en noviembre de 2016 y días después un vecino encontró partes de su cuerpo en la zona. 

Se dio en el marco de un operativo por narcotráfico en Paraná, donde los uniformados lograron desbaratar una banda que comercializaba estupefacientes en la región, según detalla La Voz.

El crimen de Jessica Do Santos sigue impune.

En total se llevaron adelante cuatro allanamientos y todos fueron con resultado positivo: se secuestraron 300 gramos de cocaína, marihuana, $32 mil en efectivo, celulares, vehículos, computadoras y documentación relevante para la causa. 

Producto de estos operativos siete personas fueron identificadas y cuatro quedaron detenidas, entre ellas el principal sospechoso por le crimen de Do Santos. Lo único que se detalló es que el hombre vive en calle Nicanor Molina.






Comentarios