Una nena fue diagnosticada erróneamente varias veces por el profesional hasta que detectaron que sufría meningitis y murió por lo avanzada que estaba la enfermedad.


Este miércoles se conoció la sentencia en contra del expediatra Ricardo Aldao acusado de mala praxis a una nena de cinco años que murió en marzo de 2014: el exmédico del Hospital Materno Infantil San Roque fue absuelto. 

En la lectura se la sentencia, el juez Alejandro Canepa consideró que Aldao brindó la atención médica a la pequeña Clara y que al mismo tiempo hay involucrados otros profesionales de la salud que no tomaron las medidas necesarias para evitar la muerte de la menor, según detalla UNO.

Hubo una serie de acciones sin un protocolo correcto“, sostuvo el Juez en cuanto a las visitas que realizó la pequeña junto a sus padres desde el 4 al 10 de marzo del 2014. 

La menor fue atendida cuatro veces en la Guardia del Hospital de Paraná pero el pediatra nunca “acertó” en el diagnóstico. Primero dijo que se trataba de una alergia, luego de angina, hasta que el padre presionó para que Carla sea internada y se le realicen los estudios necesarios para saber que le pasaba.

La niña quedó alojada en Terapia Intensiva y le detectaron un cuadro de meningitis en estado avanzado, por esta enfermedad agonizó tres días y murió. 






Comentarios