La delantera habló de sus inicios en el futbol con amigos del barrio y contó como se sintió junto a Lionel Messi.


Luego de su participación en el Mundial de Fútbol Femenino que se disputó en Francia, Yael Oviedo volvió a su Concordia natal para pasar unos días con sus familiares y amigos. 

La futbolista fue recibida por sus vecinos con una gran fiesta a la altura del gran logro que obtuvo Argentina en su paso en el certamen donde casi logra clasificarse a octavos de final, pero torneo en el que mostró que el fútbol de las chicas tiene muchas alegrías por darle a los argentinos. 

La delantera volvió a su casa en el barrio Toronjal donde pateó por primera vez una pelota. “Me inicie jugando con mis amigos del barrio a los 5 años porque mi pasión surgió a muy temprana edad”, contó a AHORA.

Además recordó que antes “jugaba en la calle porque no teníamos cancha. Mitad pasto y mitad calle, nadie quería ir al cemento porque jugábamos descalzos y te lastimabas los pies”. 

Al mismo tiempo señaló que su familia son un pilar fundamental en su vida y carrera, tanto que una de sus hermanas era la que organizaba los torneos en Concordia junto a otras amigas para que pueda jugar. “Siempre digo que el futbol me eligió a mi, yo no elegí jugar al futbol“, señaló.

Luego, a los 16 años partió rumbo a Buenos Aires y actualmente está jugando en España para el Rayo Vallecano, razón por la cual vuelve una vez al año a su ciudad natal pero siempre es recibida con mucho cariño. 

Oviedo sostuvo que jugar en el Parque de los Príncipes “es algo increíble” y recordó uno de los momentos más importantes para ella: cuando conoció a Lionel Messi.La humildad que tiene ese chico, es único en todo sentido“, dijo con mucha emoción la futbolista y contó que el astro del fútbol se quedó a almorzar con ellas.

“Yo lo tenía en frente, levantaba la cabeza y no podía creer que estaba con Messi”, sostuvo y detalló entre risas: “Miré lo que comía y no se si lo estaba esperando Antonella en la casa porque no comió mucho”.

Otra situación que vivió con el capitán de la Selección Masculina fue el momento de la foto: “Le dije que me podía morir tranquila porque cumpli mi sueño de sacarme una foto con él“, dijo y agregó: “Después le dije que si me moría esperaba que vaya a mi velorio, y entre risas me dijo ‘Si quedate tranquila que yo voy a ir’“. 

Oviedo también resaltó la calidad humana de otros futbolistas que compartieron momentos con ellas como Sergio “Kun” Agüero o Paulo Dybala. “Fue una experiencia única. Que estemos las dos Selecciones juntos no se daba y creo que a partir de ahora se pueden conseguir muchas mas cosas“, resaltó la concordiense.





Comentarios