Más de 20 productores yerbateros serán beneficiados gracias al apoyo del Instituto Nacional de la Yerba Mate y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.


Comenzaron con la primera asistencia técnica a productores en la localidad de Dos de Mayo, donde se conformó el primer grupo con 30 trabajadores de la yerba. La iniciativa es propiciar el mejoramiento del actual rendimiento en sus plantaciones mediante la ayuda de profesionales del INYM y el INTA.

Se tratan de agricultores con menos de 60 mil kilos de yerba mate cosechada por año, quienes recibirán asesoramiento en marco del Programa de Asistencia Técnica a Pequeños Productores Yerbateros.

Bajo la coordinación de la ingeniera Noelia Ramírez y la técnica Mara Schedler, realizarán visitas a las chacras y harán un diagnóstico para identificar los principales problemas.

Se prevé realizar por lo menos una visita al mes en cada chacra y una reunión grupal cada dos meses entre técnicos y productores. El grupo de Dos de Mayo ya fijó las fechas de las reuniones de todo el año 2020.




Comentarios