Tras el ataque, el muchacho de 16 años fue hospitalizado en Jardín América. Llegaron a tiempo para aplicarle el suero antiofídico.


Ayer por la tarde un muchacho de 16 años, perteneciente a la comunidad Kaa Poty en Campo Grande, fue mordido por una venenosa serpiente identificada como una yarará.

Luego de lo ocurrido, el patrullero de la comisaría de Puerto Leoni debió trasladarlo hasta el hospital de Jardín América para aplicarle el antídoto correcto.

El adolescente permanece internado para mayores controles y, desde el nosocomio, confirmaron que el veneno era efectivamente de una serpiente yarará.

Al suscitarse el imprevisto con el peligroso animal, no había ambulancias disponibles por lo que acudieron a los policías del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional IX, quienes rápidamente lo trasladaron.




Comentarios