El muchacho se desempeñaba en una maderera de esa localidad. Fue identificado como Marcelo Emiliano Gómez, quien trabajaba con una lijadora.


Durante la mañana de ayer, jueves, Marcelo Emiliano Gómez de 27 años se encontraba realizando sus tareas en una fábrica de placas de madera en el Kilómetro 962, ex Ruta Nacional 14. En ese momento el joven resultó herido producto de un accidente laboral.

Sucedió que un trozo de pino salió despedido de una de las máquinas e impactó contra su tórax. Inmediatamente debió ser trasladado a una clínica privada de San Vicente. Allí fue examinado por el médico de turno y éste le diagnosticó paro cardiorespiratorio a causa de traumatismo de tórax.

Un dato que llama poderosamente la atención es que tanto los dueños de la empresa maderera como el médico que firmó el acta de defunción no informaron acerca del deceso. La investigación inició recién luego de las 18 horas, cuando peritos de Criminalística realizaron las primeras averiguaciones. Posteriormente, tomaron las declaraciones testimoniales de la familia del fallecido y sus compañeros de la empresa.




Comentarios