Se debe a una baja en la cantidad de pasajeros y a la falta de combustible. Aseguran que además estudiarán la posibilidad de anular frecuencias.


Durante la semana pasada, la empresa de colectivos obereña Capital del Monte anunció a la comunidad en general que dejaría fuera de servicio algunas líneas, así como modificaría el trayecto de otras. La decisión fue tomado por cuestiones económicas, ya que se ven imposibilitados a abastecer con gasoil a toda la flota y la cantidad de pasajeros ha disminuido.

Alegaron que debido a la baja de la cota del río, las barcazas provenientes de Chaco no pueden llegar hasta la región y, por ende, abastecerlos de combustible en grandes cantidades. En las estaciones de servicio, asimismo, existe un cupo limitado lo que complica aún más la situación y el funcionamiento de los servicios, incluidos los que son administrados por la Municipalidad.

Desde la empresa aseguraron que están trabajando al límite y que inclusive han tenido problemas con algunos coches porque el suministro de combustible “llegó tarde”. Por esa razón es que, además, sostuvieron que les resulta preferible reducir la cantidad de viajes, pero mantener a los vehículos funcionando todo el día.

Debido a la crisis indicaron que también se redujo el porcentaje de pasajeros y que por tal situación no pudieron aguardar a la resolución por parte del Concejo Deliberante. “Tuvimos que tomar una drástica medida y realizamos los cortes nosotros mismos”, afirmó Servando Sarratea quien está a cargo de la gerencia.

Otras de las medidas que se están tomando en cuenta están relacionadas al precio del boleto, ya que no descartan la posibilidad de incrementar los valores si el panorama continúa en picada. “Tenemos serios problemas con el desfasaje que sufrieron los costos”, finalizó el empresario.




Comentarios