El padre del bebé llegó con él en brazos a la Comisaría de la Mujer. Su madre habría intentado agredirlo y se negó a alimentarlo.


Una policía de la Comisaría de Aristóbulo del Valle dio de mamar a un bebé de 3 meses, cuando su papá lo llevó para denunciar que la madre del niño quiso agredir a la criatura.

A las 19 de este domingo, en la Comisaría de la Mujer de Aristóbulo del Valle, José D.S. llegó con su bebé de 3 meses en brazos. Denunció que su pareja, en estado de ebriedad, habría intentado agredir al menor y se negó a alimentarlo.

La cabo Miriam Pereira Olivera – madre lactante de servicio en la dependencia policial– amamantó al niño y logró tranquilizarlo. 

Posteriormente el bebé quedó en resguardo de la abuela paterna, dándose intervención al Juzgado de Familia, informó oberaonline. 

Son repetidos los casos en que policías intervienen poniéndole el cuerpo a situaciones familiares de emergencia. El 30 de mayo pasado, en Oberá, ayudaron en el parto a Griselda S. de 23 años, quien empezó con contracciones en su casa del barrio Villa Stemberg.

Allí intervinieron agentes del comando regional, el oficial subayudante Gonzalo Kinast y el cabo Johnatan De Sousa Méndez, quienes atendieron a la mamá y la llevaron al Hospital Samic, donde  nació Luana.






Comentarios