La distribuidora que depende de la Nación le reclama a los neuquinos una deuda de 9 millones de pesos.


Las diferencias entre la Cooperativa de Agua, Luz y Fuerza (CALF) y la proveedora mayorista Cammesa, que depende de Nación, sumó un nuevo capítulo, en el que se están intercambiando cartas documento por el monto de nueve millones de pesos, que serían en concepto del sostenimiento de la tarifa social de diciembre.

La compañía mayorista sostiene que esa deuda es la que tienen los neuquinos, mientras que distribuidora afirma que no corresponde lo que están queriendo cobrar y que se trata de uina represalia por negarse a aplicar el nuevo cuadro tarifario de luz.

“Nos ponen en un listado de deudores y no corresponde, porque tenés deuda efectiva cuando no pagaste nada o tenés una segunda factura sin pagar la primera, y nosotros fuimos pagando a cuenta”, comentó Carlos Ciapponi, presidente de la CALF.

“La mandaron después de que me reuní con (el ministro de Energía nacional, Gustavo) Lopetegui, y no les gustó lo que dije, por eso quieren ponerse más hostiles conmigo; esto no se lo han hecho a nadie más”, añadió en declaraciones a LM Neuquén.






Comentarios