"Somos un barrio viejo y olvidado de la ciudad", manifestó Mariano Rumino, uno de los que encabeza la protesta vecinal.


El estado de varias calles de la provincia dejan bastante que desear, sin embargo, en el barrio San Lorenzo Sur la situación es alarmante, ya que en la arteria El Cóndor, que nace en Belgrano hasta cruzar con Chajarí, se pueden contar muchos pozos en 300 metros.

Los vecinos insisten con sus quejas, pero afirman que no reciben ningún tipo de respuesta. “Tenemos las puertas del municipio cerradas, nadie nos atiende ni nos responde porque somos un barrio viejo y olvidado de la ciudad”, asevera Mariano Rumino, uno de los que encabeza la protesta vecinal.

Manifiestan que nunca se hizo mantenimiento sobre esta calzada y que las lluvias la fueron deteriorando. Incluso los baches se llenan de agua en los días de lluvia, se rebalsan las cloacas y se vuelve complicada vivir en esas condiciones.

“Muchos vecinos optan por tapar los baches como pueden, con tierra, pero no sirve porque con la primera lluvia se lava. Se suma que a veces se rompe un caño de agua y viene el EPAS a arreglar, pero en vez de colocar adoquines nuevos, los tapan con tierra”, explica.

“Exigimos que se quiten los adoquines y se pavimente todo”, fueron las últimas palabras del hombre, que dijo que las veredas también están todas rotas y ern el barrio hay mucha gente de avanzada edad, lo que lo vuelve muy riesgoso., informó Río Negro.






Comentarios