"Estamos ante la posibilidad de una crisis muy grande si no se atiende este problema", señaló José Álvarez, presidente de la FACE.


La llegada de febrero vino con el aumento en las tarifas de varios servicios, algo que no cayó para nada bien en los usuarios y tampoco en la Cooperativa de Agua, Luz y Fuerza (CALF), que intenta evitar un nuevo tarifazo.

Cammesa, empresa que monopoliza el mercado mayorista eléctrico, busca incrementar un 36% desde el mes que viene. El que se refirió a esta cruzada que vienen manteniendo es José Álvarez, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE), entidad que nuclea a CALF y otras 290 cooperativas del país.

“La gente ya tiene problemas para pagar, las cooperativas de todo el país tienen el mismo panorama. Y cuando los socios no pueden pagar lo que consumen, las cooperativas tarde o temprano no le pueden pagar al mayorista. Estamos ante la posibilidad de una crisis muy grande si no se atiende este problema”, comentó.

“Los vecinos de Neuquén absorbieron un aumento del 1600% (desde 2016 hasta enero). Otro aumento, que lo llevaría al 2500%, sería imposible. Si los vecinos no pagan, tampoco podría pagar CALF”, agregó y cerró en declaraciones a LM Neuquén.






Comentarios