"Ahora no tengo ganas de hacer nada, sólo de llorar y de abrazar a los que más quiero", dijo tras quedar eliminado en cuartos de final.


La derrota de José Luis Acuña en Taekwondo dejó una de las imágenes más conmovedoras en la segunda jornada de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. El argentino tenía la posibilidad de llegar a un combate por una medalla, pero perdió la chance en el final, y no pudo contener su tristeza.

El taekwondista José Luis Acuña y el dolor de no poder pelear por una medalla (Buenos Aires 2018)

El joven de 15 años, había vencido en su debut a Sulayman Alqade, pero no pudo superar al nigeriano Mahamadou Amadou. Acuña, que logró la medalla de plata en el Mundial Juvenil de Túnez, había emparejado una pelea que había comenzado adversa, y perdió cuando parecía que se la llevaba.

“Estaba ansioso, nervioso, todo lo que genera el deporte. Perder en un cuartos de final es decisivo, y ahora no tengo ganas de hacer nada, sólo de llorar y de abrazar a los que más querés. Pero es muy lindo estar acá y sentir a la gente que te apoya”, comentó entre lamentos el taekwondista ante Clarín.

“Se definió por detalles. En unos Juegos Olímpicos no hay rivales fáciles. Son todos buenísimos y puede ganar cualquiera. Di lo mejor, con el cuerpo técnico y mis compañeros hicimos un gran trabajo y eso se vio reflejado, porque llegar a los cuartos de final no es nada fácil. Teníamos el plus de competir en casa, pero eso al mismo tiempo lo hace difícil, por lo que significa perder y no darle a la gente lo que querés”, contó.

“Sé que pese a lo que pasó, hoy fue un gran día y que al final voy a poder dormir contento”, culminó el nacido en Plottier, Neuquén.






Comentarios