Un pasajero se enteró que no podría viajar porque se había equivocado de horario rompió a patadas el stand en la terminal de Cipolletti.


Este domingo un pasajero que debía abordar una unidad de la empresa Andesmar, llegó minutos antes de las 21 a la terminal de Ómnibus de Cipolletti desde donde viajaría por sus vacaciones.

El sujeto se acercó hasta la boletería de la empresa donde le informaron que el colectivo que debía tomar ya había partido y que era imposible hacerlo regresar. En ese momento les explicó a los empleados que el pasaje se lo había comprado un familiar que se había equivocado al informarle el horario y solicitó la devolución del dinero. Ante la negativa, porque se trataba de un error ajeno a la empresa, el hombre comenzó a discutir volentamente y luego empezó a darle patadas al mostrado.

“Agarró a patadas a cuanta persona se le cruzara en el camino; a la empleada, al guardia de la terminal, rompió computadoras, puertas y vidrios”, contaron los testigos al diario la Mañana de Neuquén.

Ante tal situación, efectivos de la Unidad Cuarta llegaron a la terminal para intervenir y el pasajero quedó detenido y a disposición de la Justicia.  




Comentarios