"No se puede avanzar con proyectos extractivos de combustibles fósiles", reconoció la integrante de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales.


En el marco de la Cumbre del Clima de la ONU (COP25) en Madrid, la investigadora argentina María Marta Di Paola, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales participó del evento y criticó la postura del país en Vaca Muerta en el marco de la crisis climática que afecta al mundo.

“Lo que se ha constatado es que los planes actuales no son suficientes para cumplir con las metas del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados y que no supere los 1,5 grados”, dijo Di Paola.

Con respecto al papel de Argentina en el tema, confió en que el proyecto podría ser “mucho más ambicioso” y agregó: “Todos tenemos que adoptar un compromiso para hacernos cargo de los que nos toca”.

A su vez, reconoció que durante la gestión de Mauricio Macri se realizó una “lucha contra el cambio climático”. El mandatario nacional dio un discurso en la inauguración de la COP25. 

María Marta Di Paola, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (web).

La investigadora subrayó que “actualmente Vaca Muerta está siendo subsidiada por el Estado nacional. Está dando el 0,5 por ciento de su presupuesto a empresas privadas que están en este yacimiento”.

“Para avanzar en una matriz sin emisiones, claramente no se puede avanzar con proyectos extractivos de combustibles fósiles como Vaca Muerta o con adjudicaciones para la extracción offshore”, insistió.

“Vaca Muerta es vendido como una fuente de generación de dólares fácil a corto plazo”, informó María Marta Di Paola (web).

Di Paola destacó que el proyecto Vaca Muerta, que implica el uso del fracking, una tecnología extrema que está prohibida en algunos países, es cuestionado no tanto por las emisiones de gases de efecto invernadero sino por el gran impacto que tiene en el entorno.

“Vaca Muerta es vendido como una fuente de generación de dólares fácil a corto plazo, pero hay que ser consciente de los problemas a corto, mediano y largo plazo, ya que el agua se contamina, se producen movimientos sísmicos, y la alta toxicidad provoca el desplazamiento de las producciones locales, y afecta los derechos de las comunidades originarias que no son consultadas”, advirtió.

Tras ser consultada respecto al nuevo gobierno de Alberto Fernández, disparó que tampoco hay señales de que se vaya a abandonar el modelo extractivo de Vaca Muerta. “Los borradores que circulan hablan de un blindaje, para ofrecer un esquema de incentivos tributarios y fiscales para explotar el yacimiento”, sentenció.

“Lo que necesitamos es una transición energética justa e inclusiva, para que que podamos acceder a la energía de forma asequible”, remarcó Di Paola.




Comentarios