El can se convirtió en el primer mestizo en recibir entrenamiento por la policía neuquina.


Neuquén. La historia de Black es conmovedora fue encontrado en una garita de colectivos que utilizaba como refugio contra el mal tiempo. Allí fue rescatado por un policía y se convirtió en el primer perro mestizo en ser adiestrado en la fuerza. 

Fotografía: Sebastián Fariña Petersen.

Los perros de la policía suele pertenecer a determinadas razas, en el rubro destacan ovejeros alemanes quienes son entrenados en trabajo de servicio, “basados en el carácter equilibrado de su pedigree y la facilidad con la que se los adiestra para tareas de búsquedas, guardias o rescate”. 

Black tiene el pelo dorado y sus facciones podrían parecer las de un labrador o un golden retriever, pero esta lejos de pertenecer a esta raza, por el contrario es lo que comúnmente conocemos como un “mestizo”. Por abandono o negligencia, el animal no tenía un hogar, paseaba por las calles de Neuquén y se alimentaba de lo que podía.

Guillermo Mely es adiestrador y guía, en diálogo con Imneuquén explicó que “cuando lo encontramos estaba muy delgado golpeado y lo habían mordido otros perros”. Además relató que una vez que fue rescatado de la garita, el comisario Fabián Pérez, veterinario de la Policía, se ocupó de la salud del can. “Nos llevó algunos meses que recuperara peso y se mejorara de las heridas y golpes”, detalló el profesional.

Mely además relató que al principio el perrito se mostraba un tanto asustado y agresivo con los niños y otros perros. Pero con el transcurso del tiempo cambió completamente su conducta. Durante su entrenamiento aprendió a buscar dinero, saltar obstáculos altos o girar sobre el suelo.

El subcomisario Raúl Cortés, jefe de unidad de la División Montada y Canes, explicó al mismo medio que: “Para las tareas de servicio seguimos usando a los ovejeros alemanes, pero Black cumple un rol de integración con la comunidad”. Black trabaja en tareas de sensibilización sobre la adopción de animales y la tenencia responsable de mascotas.

El objetivo de su trabajo es demostrar que los perros mestizos también pueden ser obedientes y sociables, para desmotivar la compra de animales de criadero. Aunque el perro rescatado ostenta con orgullo su cargo de policía, no todo es trabajo en su vida, Black duerme la siesta y no es obligado a realizar los trucos si se encuentra cansado o no desea hacerlo. 




Comentarios