El acusado abusó de la joven por más de cuatro años, y todo salió a la luz cuando la víctima quedó embarazada. 


Un hombre de 42 años fue condenado por la justicia neuquina a 23 años de cárcel luego de violar y dejar embarazada a la hija menor de su pareja. Si bien lo encontraron culpable en abril, recién este 15 de mayo le dictaron la prisión que deberá cumplir.

Juicio neuquen

Sobre el caso, desde los medios locales informaron que el acusado comenzó a violar a la víctima cuando tenía ocho años y, luego de cuatro años de calvario la joven quedó embarazada, por lo que ese mismo año, 2018, efectuó la denuncia y se inició la investigación. 

El hombre fue juzgado en abril por un jurado popular por abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal agravado ya que la joven convivía con el acusado.

Ante esto, Leticia Lorenzo, la jueza a cargo de la causa, lo declaró culpable luego de terminar con la audiencia del martes 14. 

Según informó el portal Lmneuquén, Lorenzo consideró antes del dictamen final “la duración del delito, la diferencia de edad entre la víctima y el imputado, y el contexto de vulnerabilidad en el que ocurrieron los abusos”.

Por su parte, la joven decidió practicarse un aborto, en el marco de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), en el hospital de Zapala y con las pruebas de ADN se confirmó la paternidad del acusado.

Es el séptimo caso de abuso que trata un juicio por jurados y en la mayoría la pena supera los 15 años de prisión. 






Comentarios