Las ofertas de trabajo son realmente escasas y en las pocas oportunidades en las que se publica algún aviso clasificado para cubrir una vacante, las filas de interesados se extienden en algunos casos por toda una cuadra, reflejando el estado de las cosas en Necochea.


Esta mañana una búsqueda laboral en la Villa Balnearia generó una larga fila de postulantes que estuvieron esperando su turno para cubrir un puesto en un local comercial. El panorama se reitera cada vez que aparece un aviso solicitando cubrir vacantes, sobre todo para trabajos de mano de obra no calificada.

Sucede que las cifras del desempleo no son alentadoras y el desempleo ha ido increscendo, afectando con más fuerza en el interior de la provincia de Buenos Aires que Capital Federal y el Conurbano Bonaerense.

A fines de marzo las nuevas estadísticas oficiales le dieron una cachetada a Mauricio Macri. El presidente no sabe que hacer con los números que recibe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. Según el INDEC, el desempleo llegó al 9,1% en el cuarto trimestre del año pasado, lo que significa que en Argentina hay aproximadamente 1.753.000 personas que no encuentran trabajo.

A la hora de las comparaciones con resultados anteriores, las dificultades para el oficialismo se incrementan. La misma medición, pero a finales de 2017, había arrojado un 7,2%, lo que confirma un serio retroceso. Este 9,1% de desempleo es la peor cifra que registra el país desde 2005, luego de la grave crisis de 2001-2002. Con estos números, el Gobierno tiene hasta problemas para discutir con el kirchnerismo, que a pesar de todas sus distorsiones, tenía menos pobres, menos desempleo y menos inflación.

Dos de los mayores distritos donde más golpea el desempleo son Gran Rosario, con 12,8%, y el Gran Buenos Aires, con 11,4%. El informe muestra que, además del alto número de personas desempleadas, hay casi 370.000 personas “subocupadas”, es decir, con trabajos informales y serias dificultades económicas.

En nuestra ciudad el panorama es un fragmento de lo que pasa en el país y en la Oficina Municipal de Empleo buscan mitigar las consecuencias de la crisis económica.

Cada día la dependencia recibe entre 5 y 6 curriculum vitae de personas desempleadas que concurren a la oficina para ingresar en una base de datos que se ofrece a las empresas y comercios como herramienta de búsqueda. Si bien el trabajo de Empleo realiza contactos entre potenciales empleados y empleadores, no oficia como consultora limitando su actividad a un primer acercamiento entre las partes.

De cualquier manera, apuntando a un rango etario entre los 25 y 50 años, existen algunos programas que buscan incentivar la generación de empleo a través de convenios con comercios y empresas. Ejecutando los programas Jóvenes, Progresar y Seguro de Capacitación y Empleo se ha brindado la oportunidad de obtener su primer puesto de trabajo a decenas de jóvenes de la ciudad.

La semana que viene la Oficina Municipal de Empleo brindará una charla en la Camara Comercial e Industrial de Necochea y Quequén para informar a los empresarios y comerciantes acerca de los programas de entrenamiento que desarrollan en el área.

Articulada en red dentro de la esfera del Ministerio de Producción y Trabajo, la Oficina Municipal de Empleo se maneja con casi nula promoción dentro de la Subsecretaría de Producción Local, que actualmente ha enfocado toda su atención en un concurso de asadores en la Sociedad Rural.




Comentarios