La promesa de reconstruir el puente Ignacio Ezcurra, que unía a Quequén y Necochea y fue derrumbado por la inundación de 1980, surge con frecuencia desde la clase política al calor de los reclamos de los vecinos, que han recolectado miles de firmas para que se realice una obra que significaría una mejora sustancial en la logística que une ambas ciudades.


Esas proyecciones prometidas nunca han prosperado más allá de anuncios vagos, reuniones esporádicas y alguna que otra declaración de intenciones, sin embargo, en esta ocasión las cosas pintan algo diferentes.

Con la construcción de dos nuevas terminales en Puerto Quequén (el Área Logística Necochea) y la terminal de Sitios 11 y 12 (Pierdoce), el paso de camiones con cargas se intensificará notablemente causando serios daños a la infraestructura de la ciudad que merecen la toma de acciones para mitigarlos. Además, la reducción de los costos en logística para la terminal portuaria (aumentando así su competitividad) han hecho considerar a las autoridades la necesidad real de reconstruir el paso sobre el río.

En el contexto de la cena mensual de la Cámara de Profesionales de Puerto Quequén (CAPROQ) el viernes pasado, el presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén (CGPQ) Arturo Rojas, anunció que ese mismo viernes en una reunión del directorio del CGPQ se aprobó la realización de los estudios preliminares para la reconstrucción del Ezcurra.

“Hoy logramos aprobar por unanimidad para que hagamos un concurso público para diseñar el proyecto técnico de lo que nos saldría reconstruir el Puente Ezcurra”, anunció Rojas frente a los presentes, entre los que se encontraban miembros del directorio de la terminal portuaria.

“Esto es muy importante porque muchas veces lo hemos hablado en reuniones de directorio en otros años y siempre estaba esta cuestión como si fuera del ‘huevo o la gallina’: ¿qué hacíamos? Bueno, hacemos el proyecto pero esto significa una inversión importante para el Consorcio, va a tener un proyecto de saber cuánto nos va a salir el puente y ahí enseguida venía la pregunta de quién lo va a pagar y quién lo va a financiar…”, señaló Rojas.

“Entonces si queríamos gestionarlo ante Provincia o Nación y le decíamos ‘precisamos un puente para unir los lazos porque hoy la margen de Necochea tiene mucho movimiento de transporte que hasta hace cuatro años no lo tenía’ y nos preguntaban cuánto sale el puente, no lo sabíamos”, indicó el funcionario.

“No teníamos el proyecto, no teníamos quién lo financie, quien lo pague y hoy dimos un paso importantísimo: vamos a hacer un concurso para sabar cuánto sale el proyecto y que una vez que lo contratemos vamos a saber cuánto exactamente nos sale reconstruir el puente Ezcurra”, aseguró. “Y eso va a ser un paso vital porque a partir de ahí estamos convencidos de que vamos a poder generar un mecanismo de repago de ese puente, quizá sean las propias empresas usuarias de este servicio (que hoy este puente es una necesidad de casi todas las empresas) y del que también tenemos un mecanismo de financiamiento”, agregó.

“Va a ser algo sumamente positivo y estoy convencido de que lo vamos a poder logra”, sostuvo Rojas y aclaró que “no estamos proyectando el puente ideal, estamos proyectando el puente posible: dos manos, ida y vuelta, que nos permita que pasen los camiones, nada extravagante, nada fuera de lo común porque si no se haría algo impagable”.

“Si logramos eso sería algo sumamente fabuloso poder hacerlo en el transcurso del año y estamos convencidos de que se va a poder hacer porque tenemos lo más importante, que es el financiamiento, tenemos quién nos financiaría esta obra de gran envergadura así que iremos viendo en el transcurso de los próximos tiempos cómo le vamos dando mayor difusión al tema sobre paso firme para que no suene a un anuncio meramente de campaña”, agregó.

“Creemos que el Puerto tiene mucho por crecer y se ha demostrado que hay empresas locales con mucha capacidad, con mucho emprendimiento y lo demostraron cuando se hizo la terminal multipropósito que pudieron hacer en tiempo récord”, señaló el funcionario.




Comentarios