Al igual que en el resto de las localidades del distrito, y bajo los lineamientos marcados por el intendente Facundo López, el Ente Vial Rural realiza una importante limpieza de cunetas para el normal escurrimiento del agua en Claraz, además de la reconformación de los caminos con el fin de evitar futuras inundaciones.


Al respecto, el titular de dicho ente, Adrián Furno, señaló que “para cada uno de los pueblos, el pedido del intendente Facundo López fue el de solucionar los problemas hidráulicos que hubiera para no tener inconvenientes de inundación”, y brindó un informe pormenorizado de las obras en el extremo norte del distrito.

“Del deslinde con Benito Juárez hasta Juan N. Fernández, hay una circulación de agua por escurrimiento de los campos que drena hacia la Ruta 80 y viene hacia la Ruta 86, y de ahí al río. Hacía mucho que no se limpiaban las cunetas de todo ese tramo y por lo tanto se está avanzando por sectores”, puntualizó.

Aclaró en tal sentido que desde dicho deslinde con Benito Juárez, desde la zona de sierras hasta Necochea, “hay 108 metros de diferencia de nivel y todo lo que llueve arriba se multiplica en el escurrimiento, por lo que llega mucha agua Claraz, bastante más a Juan N. Fernández y más todavía al cruce de la Ruta 86 con la 80, y de ahí al río, finalizando en el Puerto”.

En cuanto al avance del personal del Ente en las obras, Furno enumeró que “ya se limpió el tramo Claraz – La Negra; se hizo la limpieza de todo el sector previo a la llegada a Claraz, donde había un problema con el agua similar al de Juan N. Fernández, es decir que había que controlar la pasada de agua para evitar que se inunde el casco urbano. Se está haciendo un trabajo que hacía mucha falta realizar”.

A ello “hay que sumarle que también se hizo todo el bacheo de la Ruta 80, se trabaja con motoniveladora en la reconformación de la calle a lo largo de todo el trayecto y se está haciendo un mantenimiento general para comenzar el invierno”, añadió el titular del Ente Vial, habida cuenta de los casi 350 milímetros de lluvia caída en apenas tres meses del año.

Asimismo, informó que “también se hicieron limpiezas internas y canalizaciones, anillando Claraz para evitar posibles inundaciones, y se continuará con los trabajos. Ante hechos excepcionales que pueden suceder, lo mejor es tratar de minimizar el riesgo de inundación”, al tiempo que reveló además que “en el kilómetro 25 de la Ruta 228, hacia el camino La Dulce – Santamarina se está haciendo un reentoscado a lo largo de unos 12 kilómetros y reconformación de la calle, un trabajo bastante importante también”.


En esta nota:

Necochea Salud Agua


Comentarios