Despues de 12 días de ser internado en gravísimo estado, Carlos Eduardo Patrón falleció resultado de las graves quemaduras que sufrió tras intentar apagar las llamas de un silo en una empresa agropecuaria de Quequén.


Los restos del trabajador de 38 años fueron inhumados en la mañana de este martes 12 de marzo en el Cementerio Municipal de la hermana localidad. Patrón tuvo severas quemaduras que afectaron el 50 por ciento de su cuerpo, comprometiendo sus vías respiratorias.

El hecho ocurrió el pasado 27 de febrero en la balanza y acopio Picón, de calle 542 y 569 y fue caratulado “lesiones por accidente”. Tras ser trasladado al nosocomio local en una ambulancia del SAME donde se mantuvo en coma farmacológico. Luego, por la gravedad de sus heridas, fue derivado de urgencia al centro asistencial capitalino donde falleció en las últimas horas.

La víctima fatal vivía en Quequén junto a su familia en la zona de calle 580 al 3000.




Comentarios