La Comisión de Transporte del Honorable Concejo Deliberante recibió este martes a los vecinos autoconvocados que presentaron el pasado viernes 8 de febrero un proyecto de ordenanza para prohibir la bajada de vehículos en la playa.


Tras la reunión, Juliana Orihuela, una de las vecinas que pide “playas sin ruedas” expresando que “comentamos lo que habíamos redactado en la ordenanza, cuáles eran las intenciones y escuchamos algunas opiniones adversas” y agregó que “los concejales nos informaron que una vecina de la ciudad, que es quien escribió la petición en el sitio Change.org para que no se prohíba la circulación de vehículos, presentó una nota diciendo que ella quisiera que sigan circulando los vehículos e imprimió las 1400 firmas que tiene esa petición, a lo que nosotros comentamos que la que nosotros armamos tiene más de 11.000, aunque entendemos que no tiene que ver con un volumen de cantidad de firmas sino de respeto por la vida”.

“Lo más importante fue que de ambos lados de los motores, todos los vecinos estamos solicitando al Estado un poco más de control. La verdad es que, después de las acciones que hemos venido realizando los vecinos en Karamawi logramos que el área de Transito de la Municipalidad pusiera unos carteles. Lastimosamente los carteles tienen información errónea, ordenanzas viejas y, además, no fueron ubicados correctamente con lo cual el Estado sigue trabajando un poco mal con respecto a este tema y desamparándonos a todos”.

El proyecto de ordenanza que redactaron los vecinos remarca “el derecho de las personas a disfrutar de las playas del distrito de Necochea de manera segura, social y ambientalmente” y prohíbe “la bajada, circulación y estacionamiento de todo tipo de vehículos a motor en la playa en la totalidad del frente costero colindante al área urbana de Necochea (actualmente el sector comprendido entre la escollera sur hasta la calle 225)”, como así también “la bajada, circulación y estacionamiento de todo tipo de vehículos a motor en la playa en la totalidad del frente costero colindante al área urbana de Quequén, y su área complementaria, incluyendo los frentes litorales de Bahía de los Vientos y Costa Bonita (el sector comprendido entre la escollera norte y el límite de Costa Bonita con el Partido de Lobería)”.

Orihuela señaló que los concejales les planearon “dos problemáticas que tienen los concejales a la hora de reglamentar o de imaginar una ordenanza. Una tiene que ver con aquellas personas que necesitan un vehículo motor para poder bajar a la playa por algún motivo o discapacidad, a lo cual nosotros les leímos el artículo 10 de nuestra ordenanza donde está contemplado este tipo de casos y situaciones. El segundo tenía que ver con el caos que se produciría eventualmente con los estacionamientos, arriba en la avenida 2 o en la costa si no se permitiera la bajada de vehículos, a lo cual nosotros respondimos que teníamos algunas ideas sobre donde generar estacionamientos y también nos gustaría que, si van a tomar terrenos del parque o lo que sea, se nos consulte porque ya tenemos algunos de esos trabajos previstos”.

Por otra parte, Orihuela reflejó que “en principio hubo un error en la comunicación” que los sorprendió y agregó que “los vecinos que presentamos la ordenanza solo habíamos visto por nuestra propia cuenta que hoy se reunía la comisión que iba a hablar de este tema y, por eso, decidimos acercarnos para presenciar y observar el grupo de trabajo de los concejales y ver qué opinaba cada bloque sobre el tema. La verdad es que no pensábamos que iba a pasar lo que pasó cuando llegamos, que fue que, una vez que nos hicimos presentes un grupo muy reducido de los vecinos, los concejales nos invitaron a la mesa y nos informaron en ese momento que la reunión que estaban haciendo había sido convocada básicamente para hablar con nosotros, así que dejamos bien en claro que está funcionando todo bastante mal si ellos generan una reunión para convocarnos a nosotros y no nos convocan, y nosotros vamos de casualidad”, concluyó.

En la reunion se encontraba el presidente de la comisión Hernán Trigo Gutiérrez, (Cambiemo – Fe-Pro), el Secretario del HCD, Fernando Aguilera; Diego López Rodríguez, Paula Hernandez, María Jesús de Lara Aladalur (FR-1País); Andrea Cáceres, Ignacio Barrena (UC); María Eugenia Vallota (Cambiemos -Fe-Pro); Marisa Roldán (Cambiemos) y José Luis Pagliaro (APN).




Comentarios