El lunes de la semana próxima comenzarán las clases en nuestra provincia. La gran duda de todos los involucrados era cuál sería la modalidad para la vuelta a los ámbitos educativos. Para salvar esa duda, la Dirección General de Escuelas definió los lineamientos generales para el comienzo de clases, mediante una resolución firmada por su titular, José Thomas.

Publicada con fecha de este martes, el documento establece que el servicio educativo para el ciclo 2021 asumirá tres formas de escolarización, según las condiciones epidemiológicas, edilicias y de matrícula.

  • Presencial. Sólo podrá implementarse en las escuelas en als que la relación entre la cantidad de estudiantes y el espacio físico permita cumplir con el distanciamiento social.
  • No presencial. Reservada a estudiantes que por razones de salud pertenezcan a grupos de riesgo y no puedan asistir a la escuela de manera presencial y a estudiantes matriculados en escuelas en las que, por decisión de las autoridades de la DGE y sanitarias, no puedan habilitarse actividades presenciales.
  • Combinada. Se implementará en todos los casos que sea necesario para asegurar el sostenimiento de la norma básica de distanciamiento, disminuyendo la densidad de ocupación de las aulas y los edificios escolares. Esto requerirá organizar a los estudiantes en grupos reducidos conforme a diferentes criterios (espacio físico y los que permitan una mejor organización familiar, fundamentalmente). Se sugiere una alternancia de carácter semanal.

La resolución dispone también que cada establecimiento deberá contar con un espacio físico de aislamiento transitorio y dos responsables del manejo covid-19. Además, los directivos de las escuelas tendrán que subir al Sistema GEM un Plan Operativo Institucional.