El 14 de mayo de 1978, ante casi 50.000 personas que habían llenado las tribunas del por entonces Estadio Ciudad de Mendoza, quedaba inaugurado el estadio mundialista de la provincia en la parte alta del Parque General San Martín. Un amistoso entre el Seleccionado de Mendoza y el Seleccionado de San Rafael -que terminó con un 3 a 1 para los sureños- fue el partido inaugural y en el que comenzó a tejerse gran parte de la historia del fútbol grande en Mendoza (y de otros eventos también). Este sábado se cumplen 44 años de la inauguración del estadio -que luego cambió su nombre por Malvinas Argentinas, en 1982 y tras la guerra en el Atlántico Sur- y, desde entonces, son prácticamente incontables y diversos los eventos que han tenido como escenario el verde césped del Malvinas y sus instalaciones.

Desde el mundial de fútbol de 1978 para el que había sido construido (Mendoza fue sede del Grupo D, compuesto por Perú, Países Bajos -ex Holanda-, Escocia e Irán) hasta una austera edición de la Fiesta de la Vendimia 2002, en una provincia y un país golpeados fuertemente por la crisis social y económica, pasando por aquel histórico concierto de Amnistía Internacional en 1988 que tuvo a figuras como Sting, Bruce Springsteen y Peter Gabriel que se presentó como “una mojada de oreja” al entonces presidente de Chile, el militar Augusto Pinochet.

El Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza cumple 44 años. Foto: Gobierno de Mendoza

Entre este sinfín de actividades y eventos que pasaron por el Malvinas sobresalen, además del Mundial 78, una Copa Mundial de Fútbol Sub 20 (en 2001 y que, al igual que en 1978, tuvo a la selección argentina como campeona), una Copa América -en 2011-, así como la mayoría de los partidos en primera división de Godoy Cruz Antonio Tomba, las tradicionales y ya casi extintas Copas de Verano (competiciones amistosas de las que participaban Boca, River, San Lorenzo, Racing e Independiente) y los partidos más importantes que han jugado los equipos mendocinos, entre otras cosas. ¡Si hasta Argentinos Juniors, un club de La Paternal (Buenos Aires), hizo de local durante toda una temporada en el Malvinas entre 1993 y 1994!

Por fuera del fútbol, además de la Vendimia 2002 y del concierto de Amnistía Internacional pasaron artistas internacionales, partidos de rugby oficiales y hasta el Malvinas llegó a ser sede de un opulento evento tradicionalista y exhibiciones de caballos.

El partido inaugural

El domingo 14 de mayo de 1978 por la tarde se jugó el partido que dejó inaugurado el entonces Estadio Ciudad de Mendoza en el Parque San Martín. “Fui con mi papá y mi hermano a ver el partido entre San Rafael y Mendoza y estaban llenas las tribunas. La entrada era gratuita, pero creo que había que canjearla anteriormente en otro lado. Y fue un hecho histórico, no solo por la inauguración en sí, sino por lo que significaba tener un estadio así en Mendoza. El lugar, aparte, siempre fue maravilloso: está en una especie de ‘olla’, donde antes había estado el viejo autódromo de Mendoza”, rememora Gerardo, un mendocino de 68 años y que hace 44 años estuvo en las butacas del flamante estadio mundialista.

El resultado, anecdótico, fue triunfo de 3 a 1 para San Rafael. Pero el jugador que quedó en la historia fue Roberto Pascual “Taca” Chavero, jugador de Independiente Rivadavia y de la selección mendocina, y quien convirtió el primer gol de la historia del estadio mundialista. “La verdad es que es un momento muy especial. Fue el día en el que hice el primer gol en el estadio y quedó para siempre en mi recuerdo. Ese día era la inauguración del estadio, estaba lleno y muchísima gente vino a verlo, fue récord de gente. Con San Rafael siempre hubo una rivalidad y lamentablemente ese día perdimos, pero yo tuve la suerte de hacer el primer gol y quedar en la historia”, recordó Chavero hace cuatro años, al cumplirse los 40 años del estadio.

El 14 de mayo de 1978 se inauguraba el entonces Estadio Ciudad de Mendoza, que en 1983 pasaría a llamarse Malvinas Argentinas.

El estadio mundialista Ciudad de Mendoza comenzó a ser construido en 1976 y su presupuesto inicial fue cercano a los 61 millones de pesos de aquel entonces. Quien decidió y comandó la construcción fue el Ente Autárquico Mundial ‘78, que había sido creado por la Junta Militar y que definió las sedes que tendría el Mundial que se disputaría dos años después en el país. Aunque inicialmente la idea era aprovechar algunos de los estadios ya existentes -de los clubes locales-, luego de una minuciosa inspección se decidió construir un estadio desde cero en Mendoza.

El lugar elegido fue el entonces autódromo de Mendoza -que fue erradicado del lugar-, y al pie del emblemático Cerro de la Gloria. La obra -ejecutada casi en su totalidad en 1977- incluyó los caminos de acceso, las playas de estacionamiento, una cancha auxiliar de entrenamiento, tendidos eléctricos y redes cloacales y de agua, entre otras obras complementarias.

“En Mendoza, Córdoba y Mar del Plata se construyeron estadios nuevos, mientras que en Rosario se acondicionó la cancha de Rosario Central y, en Buenos Aires, las de River y Vélez Sársfield. Pero de todos los estadios que se hicieron de cero, el de Mendoza fue el que mejores condiciones tenía. Incluso, la visibilidad desde las tribunas era mejor, ya que eran más empinadas y se aseguraba una mejor visibilidad. En Córdoba, por ejemplo, construyeron una pista de atletismo entre la cancha y las tribunas, lo que hacía que se viera todo más lejano para el público”, rememora Gerardo, quien también fue parte de los espectadores del Mundial 78 en Mendoza y en Córdoba, donde había estudiado medicina. “Otra novedad en el estadio mendocino fueron las torres de iluminación. Los partidos se jugaban cerca de las 16, pero la exigencia era que tuvieran luces artificiales. Fue un mundial que se vio a color en todo el mundo, pero no en Argentina (la TV color llegó en 1980)”, agrega con nostalgia. Y también se detiene en lo novedoso que fue el tablero “autotrol”.

Mendoza, el mundial 78 y el gol 1.000 en la historia de los mundiales

Veinte días después del partido inaugural del estadio Ciudad de Mendoza, el 3 de junio de 1978 se jugó en el corazón del Parque San Martín el primer partido correspondiente al Mundial de Fútbol en sede mendocina. La provincia fue sede del Grupo D de ese certámen internacional, integrado por Perú, Países Bajos (ex Holanda), Escocia e Irán. El partido inaugural entre Países Bajos e Irán fue triunfo por 3 a 0 para la selección europea, quien se consagraría subcampeona del Mundial tras perder contra Argentina en la final.

El gauchito "Mundialito" en la ceremonia inaugural del Campeonato Mundial de Fútbol un 3 de junio de 1978 en el estadio mendocino que años después recibiría el nombre de Malvinas Argentinas (1882).

Ocho días después de ese primer partido, el estadio mendocino que cumple 44 años este sábado, también quedó en la historia de los mundiales: se convirtió en ese escenario el gol número 1.000 desde que se comenzó a disputar. Fue el domingo 11 de junio por la tarde, ante unas 40.000 personas que estaban en el público, cuando el delantero neerlandés Rob Rensenbrink convirtió de penal a los 34 minutos del primer tiempo. Pero el triunfo fue para el rival de la selección naranja aquella tarde, Escocia, quien ganó 3 a 2.

Mientras duró el Mundial de 1978, el estadio mantuvo su nombre de Ciudad de Mendoza. Recién en 1982 cambió su nombre por estadio mundialista Malvinas Argentinas, en honor a los combatientes de la guerra en uno de los territorios más australes del país.

El día en que el Malvinas fue escenario de la Fiesta de la Vendimia

El 3 de marzo de 2002, en una Argentina golpeada por una de las mayores crisis políticas, institucionales, económicas y sociales de la historia, Mendoza celebró su Fiesta Nacional de la Vendimia. Con muy poco presupuesto, en lugar de preparar el tradicional teatro griego Frank Romero Day, se eligió el escenario del estadio Malvinas para esta fiesta. La reina fue María Noelia Blanco, representante de Tupungato y quien tenía 18 años en aquel momento.

Amnistía Internacional y el concierto de protesta “pegado” a Chile

El 14 de octubre de 1988, Amnistía Internacional celebró un histórico concierto en Mendoza y, por supuesto, el estadio Malvinas Argentinas fue el escenario elegido. La intención inicial era que la sede fuera Santiago de Chile y para denunciar las violaciones de los Derechos Humanos en el país vecino, que estaba gobernado por entonces por Augusto Pinochet (ya casi en el ocaso de su gobierno).

En octubre de 1988 se celebró el concierto de Amnistía Internacional en el Malvinas. Foto: Foto: Archivo Los Andes.

“Human Rights Now” fue el nombre del concierto, que tuvo su edición en Buenos Aires también. Pero Pinochet no autorizó a que el recital se diera en la capital chilena, por lo que los organizadores decidieron hacerlo en la ciudad argentina más importante y próxima a Santiago. Y así fue como Mendoza fue la sede elegida, y como Bruce Springsteen, Peter Gabriel, Sting, Tracy Chapman, León Gieco, Los Prisioneros e Inti Illimani -entre otros- tocaron en el estadio mundialista y ante 30.000 personas. Ese día subieron al escenario, además, las Madres de Plaza de Mayo.

Torneos de Verano, Mundial Sub 20, Copa América, Godoy Cruz en Primera y Copa Libertadores

Como si hubiese sido llamado a ser el testigo directo de los momentos modernos más importantes de la historia del deporte en Mendoza, el Malvinas Argentinas fue el escenario de hechos históricos.

En lo que tiene que ver con el fútbol, a partir de 1994 comenzaron a disputarse las Copas de Verano (torneos amistosos) que trajeron en temporada estival a los equipos más grandes del fútbol argentino a jugar en el césped del Malvinas. Un año antes, Argentinos Juniors había alcanzado un acuerdo para jugar los partidos de la Liga Argentina también en el Malvinas, lo que había traído a Boca, River, San Lorenzo y otros equipos a jugar a Mendoza “por los puntos”.

Luego del ascenso de Godoy Cruz Antonio Tomba a primera división, el Tomba hizo del Malvinas su cancha para jugar de local. Y allí jugó también los partidos internacionales por la Copa Libertadores en sus ediciones 2011, 2012, 2017 y 2019, además de la Copa Sudamericana en 2011 y 2014. También en las categorías de ascenso han jugado -y juegan todavía- otros equipos mendocinos como Gimnasia y Esgrima o Independiente Rivadavia.

23 de julio de 2019, Copa Libertadores .Godoy Cruz Antonio Tomba vs. Palmeiras (Brasil) en el estadio Malvinas Argentinas. El Morro García festeja su segundo gol. Foto: Jose Gutierrez

La selección argentina de fútbol también ha disputado partidos y torneos en el estado ubicado en el Parque San Martín. Por las eliminatorias sudamericanas para los distintos mundiales de fútbol, en 2012 y en 2016 la albiceleste enfrentó en el Malvinas a Uruguay, ganando ambos partidos por 3 a 0 y 1 a 0. También Chile jugó de local en la previa al Mundial de Italia 1990 en el estadio mendocino, y fue triunfo 5 a 0 para los trasandinos contra Venezuela.

El Mundial de Fútbol Sub20 de Argentina en 2001 -que tuvo a la selección local como campeona- también encontró en el Malvinas una de sus sedes. Fue el Grupo C el que jugó sus partidos en la provincia, con las selecciones de Ucrania, Estados Unidos, China y Chile como protagonistas. Además, jugaron Paraguay y República Checa distintos partidos en el mundialista.

Súplica del hincha que ingresó al campo de juego en Mendoza y le pidió un autógrafo a Messi.

Diez años después de ese mundial juvenil, en 2011 también Mendoza y el estadio Malvinas Argentinas fueron escenario de algunos partidos de la Copa América que se jugó en el país ese año. Para este certámen se encararon las mayores obras de remodelación que ha tenido el Malvinas en toda su historia e incluyeron el recambio total de butacas, la instalación de una pantalla led de 128 m² (la más grande de Sudamérica), la reconstrucción de los sanitarios, reparaciones en la platea techada, en los ascensores del estadio y en los accesos este.

En el Malvinas jugaron Uruguay (quien terminaría consagrándose campeón), Chile, México y Perú algunos de sus partidos correspondientes a la primera ronda del Grupo C, mientras que se disputó una de las semifinales -Paraguay y Venezuela-.

Los Pumas festejan el primer triunfo desde que participan en el Rugby Championship. Fue en Mendoza, ante el seleccionado de Australia en 2014.

El Malvinas también vivió con el rugby grande

Luego de que se incorporara a la selección argentina de rugby (Los Pumas) para la disputa del torneo internacional Rugby Championship, el Malvinas Argentinas también se convirtió en escenario principal de algunos de los partidos más importantes de esta disciplina.

En 2012, 2013, 2014, 2015 y 2017 Los Pumas recibieron en Mendoza y por el Rugby Championship a las selecciones de Sudáfrica y Australia en distintas oportunidades. El resultado más recordado de esa serie de partidos en el Malvinas Argentinas -que comenzó con un empate 16-16 entre Pumas y Springboks (Sudáfrica)- fue en 2014, cuando Argentina derrotó en un histórico partido a Australia por 21 a 17, con el aliento del público mendocino.