Este martes habló el abogado de Marcos Herrero, Mauricio Cardello, en una entrevista hacia los medios de comunicación de Mendoza. El defensor indicó que su cliente está sorprendido de que lo detuvieran y tiene como objetivo volver a su provincia en estado de libertad.

En las declaraciones del abogado dijo que a la hora de la detención el hombre no se resistió y que se encontraba en su casa. “Estaba tranquilo cuando lo fueron a buscar para que quedara privado de la libertad”.

Por otro lado, dijo que “no hay nada claro” y que “no hay hay suficientes pruebas como para que lo puedan determinar como culpable del caso”. Sin embargo, reconoció que la causa principal de su pronta imputabilidad es por haber planteado pruebas falsas en el caso de Viviana Luna.

Herrero fue contratado como adiestrador de perros en el caso de Marcela López, una mujer de Río Gallegos donde fue detenido a pedido del Ministerio Público Fiscal de Mendoza. La orden se desencadenó en el marco del caso de Viviana Luna, desaparecida en 2016 donde podría haber manipulado la evidencia en la investigación.

Viviana Luna, desaparecida desde diciembre de 2016 en Potrerillos

El detenido es sospechado en varios casos de desapariciones, en distintas provincias del país, donde aparecían restos óseos en lugares que ya habían sido rastrillados.

Al momento de la contratación de los servicios Herrero, para el caso de Luna, el hombre le cobró 150 mil pesos a la familia de la desaparecida. El dinero logró ser recolectado con ayuda del pueblo. La sospecha comenzó a levarse cuando la causa dio un giro y en menos de un día donde apareció misteriosamente un cráneo.

Sin embargo, al conocerse los resultados de las pericias a estos restos óseos, la Unidad Fiscal de Homicidios de Mendoza informó que “de las 12 extracciones practicadas por el Laboratorio de Huellas Genéticas, la totalidad de ellas arroja como resultado que el cráneo encontrado pertenece al de un varón”.