La chica quedó contenida por especialistas y los adultos, detenidos. Iban desde San Martín, Mendoza, a Media Agua. 


Una chica menor de edad fue rescatada por Gendarmería de una presunta red de trata de personas. La joven iba en un taxi desde San Martín, Mendoza, hasta Media Agua, San Juan. La acompañaba una mujer que dijo ser su madre pero sus confusas declaraciones alertaron a los uniformados. 

Las tres personas viajaban en un taxi marca Chevrolet Corsa cuando Gendarmería los detuvo sobre la Ruta 40 para un control de rutina. Al ser consultados, el hombre dijo que era el chofer y la mujer aseguró ser la madre de la menor, pero no había en el vehículo documentación que lo acreditara. 

Los uniformados comenzaron un cuestionario que terminó en confusas y contradictorias declaraciones. Por eso los gendarmes sacaron de inmediato a la niña del auto y la pusieron bajo su cuidado.

Las autoridades dieron aviso a la Justicia e intervino el Juzgado Federal 2 de San Juan, que dispuso el labrado de las actuaciones correspondiente: se detuvo a los mayores de edad y que la menor quede a disposición del Programa Nacional de Asistencia a las Víctimas del Delito de Trata Personas.






Comentarios