La justicia de Mendoza rechazó el pedido de traslado del cura Nicola Corradi, el que solicitó la justicia platense para indagarlo.


La justicia mendocina rechazó el pedido de traslado del cura Nicola Corradi, que solicitó la justicia platense para indagarlo. El hombre de 82 años tiene prisión preventiva por abusos sexuales a chicos hipoacúsicos en el Próvolo y buscan investigarlo por hechos similares en la sede del instituto en esa ciudad, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Penal Colegiado 2 de Mendoza denegó el pedido porque considera necesaria la presencia de Corradi en las audiencias preliminares en la provincia para luego elevar a juicio la causa, en la que se investigan los abusos en la sede del instituto en el departamento de Luján de Cuyo.

“No resulta posible en la actualidad dar cumplimiento al pedido de traslado del coimputado”, fue parte de la respuesta del Tribunal a la justicia platense que difundieron medios locales.

Oscar Barrera, quien patrocina a víctimas mendocinas, dijo a Télam que el 2 de mayo está fijada la continuación de la audiencia preliminar y “debe resolverse sobre algunos planteos y sobre la admisión de pruebas”.

Luego, corresponde se fije fecha de inicio de debate, por lo que “resulta acertado que no se autorice el traslado en este momento”, sostuvo.

Barrera aclaró que “no es menos importante el derecho de los denunciantes de La Plata” y apuntó que “debe coordinarse el momento más próximo y oportuno, para que Corradi pueda ser trasladado para ser imputado en las causas instruidas” en la capital bonaerense.

Sergio Salinas, otro de los defensores de víctimas mendocinas, consideró que “hoy las tecnologías” permiten que Corradi sea “directamente imputado” en Mendoza, lo que podría realizarse “mediante una videoconferencia” o que el fiscal de la Plata se traslade a esta provincia.

“Es un debido proceso legal, se respeta el derecho del imputado y se respeta el derecho de las víctimas para que avance el juicio”, afirmó el letrado.

Para el letrado, “hasta por razones de humanidad” Corradi, con prisión domiciliaria por razones de salud y edad, “no debería ser trasladado” al juzgado bonaerense que lo requiere.

Días atrás la justicia penal de La Plata ordenó la detención de Corradi, del cura Eliseo Jose Pirmati y de un empleado por la causa que investiga abusos a chicos hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de esa ciudad.





Comentarios