Brindarán más seguridad a las aeronaves con la incorporación de un nuevo detector de descargas atmosféricas.


El aeropuerto Francisco Gabrielli de Mendoza incorporó un nuevo detector de descargas atmosféricas para brindar más seguridad a las aeronaves. El sistema informa dónde se producen las descargas (con ubicación geográfica y margen de error menor a 175 metros).

Este sistema, alerta sobre la presencia de rayos que se producen, tanto entre nubes, como aquellos que tienen impacto en tierra. 

Este sistema permitirá, a través del cruzamiento de información, obtener datos para precisar el tiempo y la distancia en la que se aproxima una tormenta eléctrica.

El nuevo equipamiento comenzó a funcionar en las estaciones de Buenos Aires de Aeroparque, El Palomar y Ezeiza cuando se pusieron en marcha los operativos de seguridad previos al G20, y luego también en Córdoba, Iguazú, Rosario, Salta, San Fernando y Tucumán. En total ya son 26 aeropuertos en todo el país que cuentan con esta tecnología.

El funcionamiento del sistema

El nuevo sistema emite una alertas de distintos color (amarilla y roja) según la distancia de la actividad eléctrica al aeropuerto. En el caso de que sea a menos de 5 kilómetros, además de avisar de manera automática al personal operativo, activa una sirena y luces estroboscópicas.

Además envía mensajes a correos electrónicos y SMS a celulares del personal operativo pre-seleccionado y con funciones dentro del predio. En caso de alerta amarilla se considera que la situación podría derivar en una alerta roja a corto plazo.

Si se detecta actividad eléctrica dentro de un radio de 5 km desde el aeropuerto, el sistema emite una alerta roja, también avisando al personal operativo, y activa sirena y luces estroboscópicas de alerta en las áreas operativas abiertas del aeródromo. Si transcurren 10 minutos sin registrarse otra actividad eléctrica, las alertas cesan y el sistema vuelve a quedar en vigilancia permanente.






Comentarios