El mandatario mendocino analiza intervenir la Unión Cívica Radical en Santa Fe si el espacio que conduce Julián Galdeano en la provincia litoraleña no juega allí plenamente para Cambiemos este año.


El gobernador de Mendoza y presidente del UCR, Alfredo Cornejo, enfrenta por estas horas la compleja misión de evitar que se le erosione el partido en pleno año electoral y está a punto de tomar una decisión fuerte.

El mandatario mendocino analiza intervenir la Unión Cívica Radical en Santa Fe si el espacio que conduce Julián Galdeano en la provincia litoraleña no juega allí plenamente para Cambiemos este año.

La situación extrema de eventual intervención se desencadenó este martes porque el radicalismo santafesino no llegó a un consenso entre los sectores internos y la convención provincial en la noche del lunes, sobre cuál será la estrategia en este año electoral.

La UCR en Santa Fe resolvió prorrogar el mandato de las autoridades partidarias y respetar el esquema de las elecciones de 2017 de dejar en libertad de acción a sus dirigentes y afiliados. Mientras tanto, el sector que comanda José Corral, enfrentado a Galdeano, impugnó la convención.

Es que hay un sector del radicalismo que está hablando con el progresismo e incluso estableció una línea de diálogo con el gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz, para apoyar una eventual candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

Lavagna confirmó este mismo martes en declaraciones radiales que se encuentra avanzando en la construcción de “consensos básicos” con distintos sectores y metió allí a la UCR: “Me reuní con Lifschitz, el desarrollismo, dirigentes radicales y numerosos sectores del justicialismo, del sindicalismo y de los empresarios”.

El economista consideró que “las posiciones extremas” del kirchnerismo y el macrismo que han estado dominando la política argentina en los último años “la han dado a la Argentina resultados que no fueron ni son buenos”.

Lavagna consideró que se está a tiempo de hallar consensos y recordó que la Argentina en 2002 logró salir de la crisis posconvertibilidad sólo “porque se lograron acuerdos centrales, tras un entendimiento entre Duhalde y Raúl Alfonsín”.

Con información de la Corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios