El cuadro de salud del can se agravó con el correr de los días. "Cuando la vimos ya no podía respirar", contó su dueña.


Pese a que le aplicaron el antiofídico, falleció la perrita atacada por una yarará en una casa de El Challao.

Su familia logró aplicar a tiempo el antídoto. Los pronósticos fueron alentadores al principio, aunque con el correr de los días las esperanzas por sanarse se esfumaron.

La dueña de los perritos confirmó a Los Andes que “Tama” murió este miércoles pasado. Sufrió una torsión gástrica, lo que provoca un colapso en el riego sanguíneo. “Cuando la vimos ya no podía respirar más y murió al ratito. Ahora tenemos que cuidar al chancho (“Logan”) y estar atentos a cualquier signo”, comentó Natalia.

“‘Tama’ estaba recuperándose pero de un día para el otro le pasó esto”, agregó la mujer. 

‘Tama’ sufrió una torsión gástrica que le provocó un colapso en el riego sanguíneo.

Qué se debe hacer ante un ataque

-Cuando se sale de paseo a zonas rurales, pedemonte o montaña, usar pantalones de tela dura como grafa o lona y botas.

-Las personas mordidas deben recibir atención médica cuanto antes.

-Retirar anillos, pulseras, cadenas, tobilleras y zapatos que puedan comprometer la circulación sanguínea.

-Las serpientes yarará son de hábitos terrestres y nocturnos, sin embargo las mordidas suelen producirse en el día cuando alguna persona les resulta una amenaza.

-El único tratamiento para todas las especies es la aplicación de suero antiveneno específico.

-El lugar especializado para la atención en Mendoza es el hospital Lencinas (Talcahuano 2194, Godoy Cruz)






Comentarios