Gil Pereg, quien fue el último en tener contacto con las mujeres, está a cargo en Mendoza de cinco empresas pertenecientes a su madre.


El hijo de una de las israelíes desaparecidas está en el ojo de la tormenta por estos días. Se trata de Gil Pereg , hijo de Pirhya Sarusi, una de las dos extranjeras que llegaron el viernes a Mendoza y cuyo paradero se desconoce desde entonces. La mujer había creado cinco empresas radicadas en Guaymallén y había puesto como director a Pereg.

Pirhya Sarusi, de 63 años, y Lily Pereg, de 54, llegaron a Mendoza el viernes, alquilaron un departamento en el centro de la Capital y luego visitaron a Gil Pereg, el hijo de la primera, y de esta manera este es el último contacto que tuvieron.

Se lanzó una campaña por redes sociales para dar con los paraderos de las hermanas israelíes.

De acuerdo a la información que brindó el propio hijo de una de las desaparecidas ellas subieron a un colectivo en La Puntilla, Luján de Cuyo, para volver al centro y de allí desaparecieron. Aparentemente llegaron al centro, pero nadie sabe qué pasó después de que tomaron el colectivo en La Puntilla. Esto es lo que habría declarado Pereg, de acuerdo a la información que maneja la División de Investigación de la Policía de Mendoza.

Las sociedades que tiene Pereg son Captain Otis, Axis Sudamericana Zoran Americana SA, Solmyr Latinoamericana SA y Toskar Latina SA. Todas están radicadas en Mendoza, especialmente en Guaymallén y pór ahora hay una investigación en curso.






Comentarios