Confusión en los usuarios, los insultos, retrasos en los recorridos y la paciencia de los choferes para salvar las dudas.


El nuevo sistema de transporte, MendoTran, comenzó a funcionar con muchas dificultades, generando una catarata de quejas en las redes sociales entre los usuarios.

Paradas no renovadas, choferes que no conocen algunas calles, largas filas y demoras fueron una constante durante la mañana. “Tenemos una ensalada en la cabeza nosotros también”, dijo un chofer en Maipú. En este momento abundan las consultas de los usuarios hacia los conductores. 

“Tendrían que haber cambiado los carteles o poner los números para poder ir a trabajar tranquilo”, expresó una pasajera en conversación con FM 90.1 Radio Andina. 

Se pudo ver grandes filas en las esquinas y, por otro lado, ómnibus vacíos con las flamantes líneas que se conformaron para este sistema.

“Pasó un colectivo que me tenía que tomar y no paró. Según Google Maps tendrían que haber pasado cuatro micros y hace una hora que espero. Ni siquiera tienen los colores que dijeron que iban a tener”, mencionó otra mujer. 

El malestar fue creciendo hasta llegar al enojo arriba del micro. Principalmente, porque la mayoría de los pasajeros llegaba tarde a sus trabajos.

Los pasajeros apuntaron principalmente al Secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, por la “creación del Mendotran” y al alto costo del pasaje de colectivo, que desde este miércoles, cuesta $18 la tarifa mínima.






Comentarios