La construcciín de esta represa es uno de los principales conflictos que La Pampa mantuvo con Mendoza. 


La licitación para la futura represa de Portezuelo del Viento, una obra que aportará 210 Mw tras una inversión cercana a los US$ 800 millones, se realizará el 18 de diciembre, anunció el subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú.

El tema fue considerado durante un encuentro entre el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el gobernador Alfredo Cornejo, quienes destacaron que el proyecto permitirá la creación de 3.000 empleos en forma directa y otros 8.000 de manera indirecta, informó Casa de Gobierno.

“Está todo listo para que se realice el 18 de diciembre”, afirmó Guiñazú. 

 Lo hizo tras reunirse en Buenos Aires con representantes del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía provincial, el Orsep (organismo regulador de seguridad de grandes presas), las secretarías nacionales de Recursos Hídricos y de Participación Público Privada (PPP), y la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) para evaluar el proceso.

Pudimos constatar que todo está en orden: revisamos los pliegos, la documentación que se requiere para hacer la obra mediante participación público privada (PPP), hicimos el análisis de riesgo y la revisión de los modelos económicos”, dijo.

Guiñazú indicó además que “se están concluyendo los análisis de riesgo que se ponen a disposición de los inversores para que analicen el proyecto y lo puedan financiar bajo la modalidad de PPP”.

Portezuelo del Viento tendrá cinco veces la capacidad del dique mendocino Potrerillos y aportará 887 gigawatt hora anuales al Sistema Argentino de Interconexión.

La represa es una obra multipropósito de aprovechamiento hidroeléctrico que busca regular los caudales del Río Grande, controlar las crecidas, proveer agua para el consumo humano, riego y uso industrial, además de generar energía eléctrica.

Según el gobierno de Mendoza, las empresas oferentes deberán cumplir con requisitos como experiencia técnica en obra civil y en electromecánica y capacidad financiera para garantizar el cierre del proyecto.

También está incluido el compre nacional, en el que se especifica que 90% de la mano de obra tiene que ser local, con un fuerte impacto de creación de empleo provincial.

“Una vez presentados los prepliegos y la información de los inversores se abrirá un proceso de consulta transparente”, se indicó.

Los funcionarios mendocinos estiman que el tiempo de preparación de las ofertas rondará los seis meses, con lo cual la adjudicación tendría lugar durante la primavera de 2019.

Ha sido esta represa uno de los principales conflictos que La Pampa mantuvo conMendoza. 






Comentarios