El equipo mendocino arribó desde Montevideo sin disputar el partido ante el equipo uruguayo. La suspensión de la final de la Copa Libertadores le originó un rotundo cambio de agenda.


Godoy Cruz regresó a Mendoza sin poder jugar el amistoso que estaba programado para el sábdo ante Peñarol, en Uruguay.

El equipo mendocino había sido invitado por Peñarol para jugar un partido amistoso en el estadio Campeón del Siglo, en el marco de los festejos de la obtención del bicampeonato del conjunto carbonero.

Pero la final de la suspensión y reprogramación de la Copa Libertadores entre River y Boca, provocó que el amistoso no se disputara y cambiara rotundamente la agenda.

Pero no fue todo, ya que desde Peñarol comunicaron que el partido se iba a jugar el domingo por la mañana, a puertas cerras, pero luego confirmó la definitiva suspensión. 

El “Tomba” visitará el próximo lunes a las 17.10 a Tigre en Victoria por la 14ta fecha de la Superliga.






Comentarios