El club mendocino se encuentra en una crisis económica y el plantel no trabaja. Hubo reuniones de los dirigentes.


El plantel de Independiente Rivadavia de Mendoza no entrena desde el viernes por falta de pago. Los dirigentes deben casi dos meses de sueldo y este martes se reunieron para solucionar el problema.

 La “Lepra” mendocina se encuentra en la zona del reducido y el próximo lunes deberá enfrentar a Santamarina de Tandil, en el marco de la fecha once del torneo Nacional B. 

Este domingo, se llevó a cabo una reunión en la entidad, con los socios del club, en donde se les informó la situación económica del club.

Según trascendió el problema económico no es menor ya que de casi 8.000 hinchas que van a la Catedral, cada fin de semana, sólo 1.500 son socios, también se denunció casos donde se han filtrado entradas lo cual le resta ingresos de dinero al club.






Comentarios