Lo hace la plataforma Taranis, una de las 5 más importantes del mundo. Monitorea las zonas con tecnología de punta y ofrece precisión a los agricultores.


Una plataforma de Inteligencia Artificial aplicada al management del agro y que viene operando en la Argentina desde 2016 en cultivos extensivos como la soja, comenzó a desarrollar su operación en Mendoza para aplicar su experiencia en la viticultura de precisión.

Se trata de Taranis, una plataforma de inteligencia artificial para la tecnología agrícola de capitales israelíes, donde se integran diferentes niveles de información, provenientes de imágenes satelitales, miles de fotografías aéreas de resolución submilimétrica, monitoreos a campo realizados off line por medio de una app propia, y estaciones meteorológicas.

Este “quantum de big data” es procesado en la plataforma por medio de la Inteligencia Artificial, y está considerada entre las cinco empresas que lideran el crecimiento global de Inteligencia Artificial en el agro, y según Forbes está entre las 25 mejores startups del mundo.

Durante la campaña 2017/18 se volaron en el país más de 300 mil hectáreas con aviones y helicópteros provistos de dispositivos Taranis AI2, un dispositivo con patente propia que posibilita la toma de miles imágenes aéreas con una resolución de 0,5 mm a una velocidad de hasta 140 Km/h, ya que la aeronave no necesita detenerse para tomar las imágenes.

Esto permite relevar de 6 a 8 mil hectáreas/día si se vuela con un avión, o 1200 hectáreas/día si se vuela con un drone, y toda esta información es subida a la nube y analizada en el término de 48 a 72 horas por medio de Inteligencia Artificial, posibilitando una eficaz y rápida toma de decisiones.

Jorge Winiar, director de Taranis Latam con sede en la Argentina, dijo: “Se trata de una plataforma de inteligencia artificial porque le permite al productor tomar decisiones correctas, porque le brinda información exacta y necesaria en tiempo real?”.

Taranis es el ‘Waze (GPS) de la agronomía‘, y apunta a convertirse en la herramienta más importante a nivel global de tecnología y management para los agronegocios a través del seguimiento de la evolución de los cultivos y la detección temprana de eventuales problemas que requieran una toma de decisiones para corregir o superar dificultades como plagas, sequías, exceso de agua o humedad, entre otras?.

El ingeniero agrónomo Pablo Bruzzoni, director operativo de Taranis Argentina, dijo: “La plataforma le permite al agrónomo planificar, monitorear y priorizar las acciones desde el inicio de barbecho hasta la cosecha; se pueden programar, posponer o reprogramar las pulverizaciones, permitiendo un ahorro significativo ante una condición climática adversa y preservando el medio ambiente”.

“Además -agregó- el profesional puede identificar y monitorear el desarrollo de una eventual plaga, incluso podemos monitorear el efecto del daño y tener una fotografía permanente de los campos seguidos con imágenes satelitales o de drones, siempre de alta precisión”.

Taranis firmó un acuerdo de colaboración con el INTA, y de manera gratuita comenzaron a subir a la plataforma todas las estaciones experimentales del organismo -unas 90.000 hectáreas- para que los investigadores y técnicos del Instituto, puedan manejar sus estudios y ensayos aprovechando los beneficios que brinda la plataforma.






Comentarios